Aperitivos y tapas

Langostinos con calabacín y aceite de hinojo

Langostinos con calabacín y aceite de hinojo
Langostinos-con-calabacín-y-aceite-de-hinojo1
0 Comentar

Desde siempre, los langostinos han sido uno de los platos más recurrentes para las cenas o comidas de Navidad.

Solos, con alguna salsa, cocidos, a la plancha, o integrados en alguna otra preparación, este tipo de marisco es uno de los más consumidos tanto en estas fechas como en el resto del año.

Y es que, los langostinos son muy recurrentes a la hora de improvisar recetas que pueden ir desde frescas ensaladas hasta riquísimas tempuras.

Son, además, uno de los alimentos más nutritivos gracias a su alto contenido en proteínas (muy necesarias para que nuestro organismo se desarrolle bien), son bajos en grasas (debido a su riqueza en agua), hidratos de carbono y calorías.

Y si a todo esto le añadimos que son una fuente de vitaminas, como la B3, B9 (muy importante en el embarazo porque previene posibles complicaciones tanto en la placenta como en el feto), B12, E (destacable por sus propiedades antioxidantes), B1 y B2, y de minerales, como el magnesio (bueno para los huesos, el sistema nervioso y la presión arterial entre otros), el selenio (estimulante del sistema nervioso), el sodio o el hierro, entonces pocos motivos nos pueden quedar para no plantearnos preparar esta receta.

No obstante, se recomienda el consumo moderado de éste y otros mariscos debido al ácido úrico. Si en vuestro caso es algo elevado, consultad siempre a un profesional y él os indicará y os dará las pautas de lo que podéis o no consumir y cuanta cantidad. Y si sufrís de hipertensión evitad consumirlos sin hablarlo antes con vuestro médico, ya que no son muy recomendables por su contenido en sodio.

Nuestra receta de hoy es muy sencilla, pero el resultado os dejará impresionados debido a la mezcla de sabores. Es fresca y funciona perfectamente como entrante, algo a tener muy en cuenta si este año queréis incluir langostinos en vuestro menú pero dándoles una pequeña vuelta.

¿Comenzamos ya con esta receta de langostinos con calabacín y aceite de hinojo?

Ingredientes:

Para los langostinos:

  • 1 kg de langostinos cocidos
  • 2 calabacines grandes
  • Aceite de hinojo

Para el aceite de hinojo:

  • 200 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de semillas de hinojo
  • ½ cucharada de pimienta negra en grano

Elaboración:

Langostinos-con-calabacín-y-aceite-de-hinojo2

Para esta receta nosotros hemos elegido los langostinos ya cocidos, pero si preferís comprarlos crudos y cocerlos vosotros mismos podéis hacerlo sin problema. Las claves principales para hacerlo residen en que éstos estén bien frescos (y si están congelados esperar a que se descongelen del todo), en no dejar que cuezan demasiado tiempo, y en que el agua en que los metamos tras la cocción, esté helada (muy importante).

Langostinos-con-calabacín-y-aceite-de-hinojo3

El aceite que vamos a utilizar debe realizarse el día anterior para que coja todo el sabor y su aroma se potencie. Para ello, pondremos en un mortero las semillas de hinojo y las de pimienta. Machacaremos ligeramente (no queremos triturar, solo partir) y reservamos.

En una sartén echaremos la mitad del aceite y la templaremos a fuego medio-bajo. Cuando haya adquirido temperatura, añadiremos las semillas, removeremos durante unos 3 segundos y retiraremos del fuego. Recomendación: Tened mucho cuidado con la temperatura del aceite, si ponéis el fuego muy alto, en cuanto echéis las semillas, éstas se quemarán nada más caer y no nos servirán.

Una vez fuera del fuego, echamos el contenido de la sartén en un recipiente que soporte el calor y dejamos que repose durante unos 5 minutos.

Transcurrido ese tiempo, lo mezclaremos con el resto del aceite que teníamos apartado, taparemos y lo mantendremos a temperatura ambiente sin moverlo.

Langostinos-con-calabacín-y-aceite-de-hinojo4

Lavamos los calabacines, cortamos los dos extremos y partimos por la mitad. No es necesario que los pelemos, ya que el grosor del trozo que vamos a utilizar es tan fino que no amargará.

Tomamos una de las mitades del calabacín y, con ayuda de un cortador, vamos haciendo láminas de grosor fino (aunque no demasiado para que podamos cocinarlas).

Las escaldamos y acto seguido las haremos a la plancha en una sartén. Para escaldarlas, bastará con poner agua en una olla y, cuando rompa a hervir, introducirlas, dejarlas unos 30 segundos (desde que el agua entre en ebullición de nuevo) y sacarlas con una espumadera para eliminar el exceso de agua y evitar, de esta forma, que se cuezan en la sartén en vez de quedar marcadas.

Es aconsejable que tengáis la sartén ya caliente una vez saquéis el calabacín. Lo marcaremos unos segunditos y ya los tendremos listos.

Para montar el plato solo tendremos que colocar el langostino (pelado) en la base y sobre éste, la lámina de calabacín dándole la forma que más nos guste. Echamos por encima un chorrito de nuestro aceite de hinojo y coronamos con una ramita de perejil rizado para decorar.

Ya habremos terminado de hacer esta deliciosa receta de langostinos con calabacín y aceite de hinojo.

Consejo: Procurad haced el plato lo más próximo al tiempo en que vayáis a servirlo para que el calabacín no se vaya poniendo blando y se quede demasiado frío.

 

Resumen
recipe image
Receta
Langostinos con calabacín y aceite de hinojo
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas