Recetas verduras

Recetas para cocinar calabacín de forma diferente

Calabacín con jamón
Recetas para cocinar calabacín
Comentar

Las recetas de calabacines te permitirán desarrollar una dieta baja en grasa. Podrás hacer de todo y jugar con muchos ingredientes.

Muchas personas están se preguntan cómo cocinar calabacines de forma cada vez más creativa. Se habla mucho de su potencial, propiedades y salubridad, pero muchas veces las personas solo conocen algunas recetas. En realidad, existen una infinidad de preparaciones que tienen por protagonista a este vegetal. Probablemente el ser humano lo consumo desde hace 10.000 años y en el tiempo han quedado muchas recetas. No obstante, se trata de un producto que pareciera aparecer por periodos en las tendencias de cocina y luego desaparece. Los españoles le conocen de hace tiempo y lo trajeron a Europa desde la época de la conquista. En países como México, Estados Unidos y otros países de Centroamérica, se localizan algunas de las plantaciones más grandes. Parece un alimento de poco sabor, pero la verdad es que se puede combinar con casi cualquier otro ingrediente.

Existen muchísimas formas de cómo cocinar calabacines. De hecho son tantas como tipos de preparaciones, ingredientes y técnicas gastronómicas existen. El calabacín puede prepararse sin cocción y con otras verduras, pero este es solo el comienzo. Hoy en día se ha incorporado este elemento a las sartenes y hornos de hogares veganos y también en aquellos con dietas más tradicionales. Hay tartas, pastas, lasaña, tortillas, timbales y hasta algunos dulces elaborados a base de calabacín. Se puede combinar con otros vegetales, o bien con alimentos más grasos como los embutidos, o simplemente con carne. Los calabacines se han convertido en un relleno ideal porque además de sustancioso es muy ligero.

La ingesta de calabacín tiene múltiples propiedades sobre todo en su estado natural. Este alimento es uno de los más sanos de la naturaleza, siendo 97% de agua. Aquí encontramos 100 miligramos de potasio y 24 de calcio, entre otros minerales. Las vitaminas que más se encuentran en esta planta son vitamina C y A, lo cual es muy positivo para el sistema inmunológico. También es resaltante su contenido en fitonutrientes como zeaxantina y luteína, ideales para mejorar la salud visual. A continuación, te presentamos tres recetas de calabacines que quizás no conoces para varias. ¡Presta atención!

Tarta de calabacines con queso feta y yogurtTarta de calabacín

Ingredientes:

  • 4 hojas de pasta filo
  • 2 calabacines
  • 125 gramos de yogur griego
  • 50 gramos de queso feta
  • Cebollino
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • Cómo preparar una tarta de calabacines con queso feta y yogur:

    1. Precalentar el horno de cocina durante 180 grados centígrados.
    2. Pintar las hojas de pasta con aceite de oliva y colocar como base en una bandeja engrasada para hornear. Cubrir los laterales también.
    3. Cortar los calabacines en rodajas sin pelar y rehogar en un sartén con un poco de aceite de oliva hasta que doren.
    4. Repartir el yogur sobre la pasta y salpimentar.
    5. Colocar las rodajas de calabacín sobre la pasta y el yogur como relleno unas sobre otras.
    6. Salpimentar, añadir cebollino por toda la tarta.
    7. Trocear el queso feta y colocar en la tarta y hornear durante 25 minutos o hasta que la pasta dore.
    8. Sacar la tarta de calabacines y espolvorear un poco de cebollino.

    Sartenada de calabacín con jamón y queso

    Ingredientes:

    • 1 calabacín
    • 90 gramos de queso amarillo
    • 50 gramos Jamón serrano
    • Tomillo

    Cómo preparar sartenada de calabacín jamón y queso:

    1. Cortar rodajas finas del calabacín sin retirar la piel.
    2. Picar el jamón serrano en dados muy pequeños y finos.
    3. Cocinar a la plancha las rodajas de calabacín en una sartén.
    4. Colocar todos las rodjas en la sartén e incorporar el queso encima hasta que se funda.
    5. Incorporar el jamón a la mezcla del calabacín y el queso.
    6. Rociar la sartenada con un poco de tomillo fresco.

    Crema de calabacín con pollo y almendras

    Ingredientes:

    • 3 calabacines
    • 1 pechuga de pollo
    • 1 puerro
    • 1 cebolla
    • 500 mililitros de caldo de verduras
    • 4 quesitos desnatados
    • 10 gramos de almendras laminadas
    • 2 ramas perejil
    • Mantequilla
    • Aceite de oliva
    • Sal
    • PimientaCrema de calabacín

    Cómo preparar crema de calabacín con pollo y almendras:

    1. Picar y triturar el perejil y mezclar con 20 mililitros de aceite de oliva.
    2. Pelar la cebolla y picar en juliana fina.
    3. Lavar los puerros y cortar también en tiras finas.
    4. Lavar los calabacines y cortar en rodajas.
    5. Rehogar la cebolla y el puerro en una sartén profunda con la mantequilla a fuego lento. Cocinar durante unos minutos.
    6. Incorporar a la sartén con la cebolla y el puerro los calabacines. Salpimentar y cocinar durante tres minutos.
    7. Añadir el caldo de verduras y mantener la cocción durante 15 minutos más.
    8. Colocar los quesitos, sacar del fuego y triturar la mezcla.
    9. Cortar el pollo en pequeños trozos, salpimentar y freír en una sartén con aceite de oliva. Dar un punto de sal al pollo.
    10. Agregar las almendras en la sartén con el pollo y dorar.
    11. Incorporar el pollo y las almendras a la crema, así como también la mezcla de perejil con aceite.

    Hay muchas recetas de diversa dificultad que se pueden preparar para el desayuno, el almuerzo y la cena. Con el calabacín se pueden hacer hasta postres y entremeses… ¡A cocinar!

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias