Recetas de bebidas

Jugo o zumo de arándanos: receta y propiedades

Jugo o zumo de arándanos
Receta de jugo o zumo de arándanos
Comentar

A pesar de que no es uno de los zumos más comunes, el jugo o zumo de arándanos es una estupenda opción para refrescarse a la vez que se obtienen una gran cantidad de beneficios para la salud. Es importante tener en cuenta que el arándanos es un alimento que posee una gran cantidad de antioxidantes que se asocian con el retraso del envejecimiento celular, por lo que son una muy buena opción para cuidar de nuestra salud a todos los niveles. Asimismo, es un fruto que contiene vitaminas del grupo B, A, C y E, por lo que añadir un jugo o zumo de arándanos a nuestra dieta es una muy buena opción.

Hoy en día, además, podemos encontrar este producto congelado directamente en las neveras de los supermercados a un precio bastante bueno, por lo que ya no será necesario invertir mucho dinero para poder obtener las propiedades nutricionales de los arándanos. Pero, ¿cuáles son todas las propiedades nutricionales que nos ofrecen los arándanos? ¿Y cómo se prepara el jugo o zumo de arándanos? Vamos a verlo a continuación.

Propiedades de los arándanos

Los arándanos son grandes aliados a la hora de combatir las infecciones de tipo urinarias. Además, tienen un potente efecto antiinflamatorio, de ahí a que sea recomendado su consumo por parte de los especialistas.

Consumir arándanos de forma habitual está recomendado para personas con problemas cardiovasculares o con dificultades en el tránsito intestinal ya que ayuda a prevenir el estreñimiento. También ayuda a prevenir o retrasar la aparición de diabetes en el organismo.

Ingredientes para el jugo o zumo de arándanos

  • Una taza de arándanos frescos
  • Jengibre
  • Un puñado de almendras
  • Limón
  • 1 manzana
  • 2 tazas de agua
  • Elaboración

    1. El primer paso será lavar bien los arándanos, tanto si son frescos como si están congelados. Colócalos en un recipiente y déjalos en remojo durante unos minutos. Luego quita el agua y sécalos para preparar el jugo o zumo de arándanos.
    2. Pela la manzana y córtala en trozo pequeños. Retira el corazón de la manzana para evitar incluir las semillas en el zumo.
    3. Corta un trozo de jengibre y quita la piel.
    4. Exprime el jugo del limón en un vaso. Dependiendo del punto de acidez que prefieras tendrás que exprimir un limón entero o solo medio limón. Si no eres muy dado al sabor ácido, mejor que sea medio limón.
    5. Coloca todos los ingredientes en un vaso de batidora. Añade los dos vasos de agua y las almendras.
    6. Bate toda la mezcla hasta conseguir una consistencia homogénea. Ten en cuenta que deberás ir probando la mezcla hasta que tenga el sabor que más te gusta. Eso sí, este zumo tendrá siempre un toque un poco ácido, por lo que si prefieres que se más suave puedes incluir un poco de endulzante como, por ejemplo el sirope de agave.
    7. Una vez esté lista la mezcla, puedes servir el jugo o zumo de arándanos bien frío. Añade hielos si no está lo suficientemente frío para que el sabor sea mucho más fresco e intenso.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias