Cocina

Trucos de cocina comprobados por la ciencia

Trucos de cocina comprobados por la ciencia
Trucos de cocina
Comentar

La cocina es una ciencia culinaria que se sirve de una combinación de ingredientes para crear platos únicos.

La cocina es una ciencia culinaria que se sirve de una combinación de ingredientes para crear platos únicos. Los sabores y las propiedades de cada uno de los alimentos que acaban formando un bocado, no se unen al azar, forman parte de un todo. La ciencia es una de las grandes impulsoras de la cocina desde la invención del fuego que calienta y cambia las propiedades de los alimentos, ambas han ido evolucionado hasta nuestros días. Toma nota de estos trucos de cocina que realmente funcionan y al igual que el descubrimiento del fuego, cambiarán tu forma de cocinar para siempre.

Los mejores trucos de cocina

  • Un pescado perfecto es posible. El pescado es uno de los ingredientes que más rápidamente se cocina y, por lo tanto, se pasa. Para evitar que quede seco, existe una técnica infalible. Coloca el aceite no en la sartén sino en el pescado. Aplica el aceite con un pincel o con las manos, de esta manera se cocinará cualquier pescado a la perfección.
  • Pela los huevos con bicarbonato. Para que los huevos cocidos se pelen con una facilidad nunca vista, pon media cucharada por cada litro de agua en la cocción. Los huevos estarán listos y además se pelarán mejor. También es útil ponerlos bajo un buen chorro de agua fría.
  • La fruta verde madurará más rápidamente. La fruta de la tienda solemos comprarla verde para tenerla más tiempo en la nevera. Si nos hemos pasado y está incomible, ponemos la fruta dentro de una bolsa cerrada de forma hermética. Madurará mucho antes.
  • La Coca Cola sirve también para limpiar. La leyenda urbana de limpiar el W.C. con esta bebida tiene su razón de ser. Entre la composición de la Coca Cola está el ácido fosfórico que disuelve los restos de suciedad. Podemos usarla para limpiar una sartén, por ejemplo.
  • Evita llorar con la cebolla. La cebolla emite una enzima llamada alinasa que es la causante de esas lágrimas involuntarias. Para no llorar cada vez que cortamos este ingrediente imprescindible en cualquier cocina, la meteremos antes en la nevera o el congelador. El frío evitará que se liberen grandes cantidades de esta enzima.
  • Come unas verduras de película. La apariencia de las verduras cambia con el paso del tiempo. Si ya es complicado que sean atractivas visualmente, para no parecer que les haya pasado un camión por encima, un poco de mantequilla o aceite es fundamental. Colocando un poco de estos ingredientes les daremos brillo y mantendrán parte de su belleza natural.
  • >

    Temas

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias