Recetas saludables

Receta de Pencas de acelga en escabeche

Pencas de acelga en escabeche
Receta de Pencas de acelga en escabeche
Comentar

Las pencas de acelga en escabeche son fáciles de cocinar y siempre quedan deliciosas. Esta receta es perfecta para acompañar platos de pescado o carnes, un complemento ideal saludable y duradero.

Las pencas de acelga en escabeche es un plato de lo más saludable. La acelga es una de esas verduras que cocinamos con una serie de recetas recurrentes. La realidad es que podemos hacer con una materia prima una gran variedad de platos que pueden quedar impresionantes. El hecho de escabecharla o de rebozar la acelga le dará otra textura y sabor. Aquellos amantes de la verdura conseguirán disfrutar a lo grande con este plato, pero también será capaz de convencer a los más escépticos. Si quieres cocinar algo maravillo y saludable en un tiempo récord, toma nota de estas pencas de acelga en escabeche, el resultado es de restaurante.

Ingredientes:

  • 10 pencas grandes de acelgas
  • 2 ajos
  • 1 hoja de laurel
  • Pimentón de La Vera
  • Vinagre de Jeréz
  • Agua
  • Sal
  • Harina
  • Huevo
  • Aceite de oliva virgen
  • Cómo preparar pencas de acelga en escabeche

    1. Las pencas de acelga son la parte más dura de esta verdura, suelen ser las más complicadas de cocinar y de comer. Algunas personas prefieren las hojas e incluso llegan a eliminar estos trozos de su cocina. La realidad es que son una de las mejores materias primas a la hora de cocinar verdura.
    2. Limpiamos las pencas de acelga, les quitamos los hilos más duros que puedan convertir este bocado en algo un poco incómodo. Cortaremos cada penca en trocitos del mismo tamaño, nos interesa que estén bien proporcionadas.
    3. Herviremos las pencas en agua, sal y una hoja de laurel. Es un tipo de verdura que puede estar lista muy rápidamente, en este caso nos interesa que queden tiernas, pero no que se cocinen del todo. En unos 4 minutos las retiramos del fuego. Escurrimos y secamos las pencas.
    4. Preparamos el rebozado. Batiremos el huevo y preparamos la harina. Pasamos las pencas por el huevo y después por la harina, las empanaremos a la perfección antes de ponerlas a freír en abundante aceite caliente.
    5. Cuando tenemos las pencas cocinadas, deberán tener ese color dorado y estar tiernas por dentro, las retiramos del fuego. Ponemos las pencas sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite.
    6. Cubrimos las pencas de agua y vinagre. Ponemos dos partes de agua y una de vinagre. Crearemos el escabeche ideal.Pencas de acelga en escabeche
    7. Freiremos los ajos en una sartén, cuando estén dorados le añadiremos el pimentón. Es importante dar ese paso con el fuego apagado.
    8. Ponemos esta mezcla con las pencas y reservamos en la nevera. En unas 24 horas tendremos listas estas pencas de acelga que estarán unos días disponibles para servir de base de una comida o cena rápida deliciosa.

    Últimas noticias