Recetas vegetarianas

Receta de deliciosas cucharitas de guacamole

Guacamole
Cucharitas de guacamole
Comentar

La comida entra por los ojos, lo que quiere decir que es importante una buena presentación. Es el caso de estas deliciosas cucharitas de guacamole.

Estas deliciosas cucharitas de guacamole son un original aperitivo para presentar en estas fiestas. Se utilizan pocos ingredientes y se forran cucharitas aptas para el horno con masa brisa refrigerada, resultando en una textura crujiente y que da la sensación de que se puede comer “hasta la cucharita”. Son fáciles y rápidas de hacer y la presentación queda fenomenal, muy chic y elegante.

Y es que solo de ver las deliciosas cucharitas de guacamole ya abre el apetito. Hipócrates, el padre de la medicina occidental, ya para el siglo V a.C., había inventado una bebida con vino y hierbas para estimular el apetito de sus pacientes, y se los administraba antes de las comidas. Muchos siglos pasarían antes de que los italianos crearan un vino aromático al que se le añadía quina –y que llamarían vermut– y se convirtiera en la bebida favorita de reyes, gobernantes, políticos e intelectuales; estos dos últimos grupos solían reunirse en bares, y tomaban vermut acompañado de algunos platos pequeños de comida. Fue una costumbre que enseguida adquirieron España y Francia.

En España (y en muchos alrededores del mundo), es común servir el aperitivo antes de la comida y de la cena, y se acompaña de pequeñas raciones de comida, cuya función primordial es abrir el apetito para degustar mejor la cena o el almuerzo. De ahí que estas raciones sean pequeñas, generalmente preparaciones que se comen de un bocado, como estas deliciosas cucharitas de guacamole. En cualquier caso, la historia de los aperitivos es de larga trayectoria.

Por su parte, el guacamole tiene también una interesante historia detrás. El aguacate, su principal ingrediente, es originario del centro y este de México, y de Guatemala. Los aztecas preparaban un plato al que llamaban ahuacamolli, literalmente “salsa de aguacate”. Al llegar los conquistadores, quedaron encantados con aquella crema, a la que se le añadía algún cítrico para intensificar el sabor, y chile, por supuesto.Deliciosas cucharitas de guacamole

El guacamole moderno se prepara con tomate, otro ingrediente americano, chile –pues es picante–, cebolla y abundante cilantro, regado con zumo de limón. El limón es necesario para que el aguacate no se ponga negro, y le aporta el sabor tan característico de la preparación. El aguacate, por otro lado, debe estar en su punto justo de maduración para que se convierta fácilmente en una crema suave. Si está muy maduro, el guacamole puede adquirir un cierto regusto amargo y desagradable, y si está muy verde, quedará duro y astringente.

Con el guacamole se acompaña la comida mexicana, como tacos, tostadas y tortillas, pero como tantos otros platos que desbordaron las fronteras nacionales, hoy en día se sirve casi con cualquier acompañamiento, y como aderezo de hamburguesas, por ejemplo. En el caso que nos ocupa, las deliciosas cucharitas de guacamole, resalta el sabor del salmón y, junto a la textura crujiente de la masa, lo que genera en el paladar una experiencia inolvidable.

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa brisa refrigerada
  • 2 aguacates
  • 1 tomate
  • ½ cebolleta
  • 1 limón
  • Harina
  • Cebollino
  • 100 gramos de salmón marinado
  • 50 gramos de huevas de salmón
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar las deliciosas cucharitas de guacamole:

    1. Pelar el tomate y retirar las semillas. Limpiar la cebolleta. Trocear ambos.
    2. Partir los aguacates por la mitad, retirar el hueso y extraer la pulpa.
    3. Poner todo en el vaso de la licuadora.
    4. Añadir un chorrito de jugo de limón recién exprimido, 2 cucharadas de aceite y sal al gusto. Triturar y reservar en la nevera.
    5. Cortar el salmón en pequeños trozos.
    6. Precalentar el horno a 180° C.
    7. Enharinar una superficie para trabajar la masa. Extender la lámina.
    8. Engrasar varias cucharitas aptas para el horno (preferiblemente de porcelana), forrarlas con la masa y recortar lo que sobre.
    9. Con un tenedor pinchar la masa sobre las cucharitas. Hornear durante 10 minutos, sacar y dejarlas enfriar. Desmoldar las cucharitas.
    10. Sobre cada una colocar un poquito de guacamole, un cuadradito de salmón y un punto de huevas.
    11. Adornar con el cebollino picado, y dar si se desea un punto de sal al gusto. Para ello puede utilizarse la sal en escamas, que aporta una textura muy especial.Cucharitas de guacamole

    Cuando prepares estas deliciosas cucharitas de guacamole serás el centro de atención, porque realmente se trata de un aperitivo llamativo y exótico, que sale de lo normal. Puedes añadirle al guacamole cilantro picadito y una guindilla, si a los comensales les gusta el picante y a tus invitados no les importa el sabor más fuerte.

    Si haces el guacamole con antelación, asegúrate de introducir la semilla de uno de los aguacates en el recipiente donde lo hayas preparado, así no se oxidará ni se pondrá negro, y quedará fresco durante más tiempo. Si lo prefieres, prepara el guacamole en un mortero, como se hace tradicionalmente, aunque si lo que te gusta es la textura cremosa, utiliza entonces la trituradora o la batidora. Lúcete con esta preparación y disfruta de una tapa con carácter y originalidad.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias