Recetas de cuchara

Receta de Crema fría de tomate y melón

Crema fría de tomate y melón
Receta de Crema fría de tomate y melón
Comentar

Ahora que llegan las altas temperaturas, lo mejor es cocinar platos refrescantes en casa. Un buen ejemplo es esta crema fría de tomate y melón.

La crema fría de tomate y melón es un plato delicioso y muy refrescante, perfecto para los calurosos días del verano. Esta crema es muy fácil de preparar y no requiere de gran cantidad de ingredientes. El resultado, además, es extraordinario y por tratarse de un plato sencillo pero sofisticado, ideal para compartir en las ocasiones más especiales, sobre todo como una entrada. Por otro lado, también es una receta con la que los niños pueden comenzar a disfrutar los sabores de las frutas y las verduras.

Tanto el tomate como el melón, ingredientes estrellas de la actual receta, son alimentos sumamente nutritivos, por lo que es recomendable incorporarlos en la dieta diaria. Por un lado, el tomate es rico en vitaminas y minerales, mejora la circulación sanguínea, así como también la vista y la digestión. El melón, por su parte, también es una buena fuente de vitaminas y minerales; además, tiene un alto contenido en agua por lo que es ideal para las personas que están a régimen.

Ingredientes:

  • 350 gramos de melón
  • 1 tomate
  • 4 hojas de hierbabuena
  • 1 ajo
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico de fresas
  • 1 chorrito de limón
  • Sal
  • Aove
  • Pimienta negra
  • Agua
  • Cómo preparar la crema fría de tomate y melón:

    1. Lavar muy bien el tomate y pelarlo. Cortarlo en trozos.Tomate y melón
    2. Cortar también el melón. Eliminar todas las semillas.
    3. Colocar en el vaso de la licuadora el tomate cortado y las tiras de melón. Licuar y triturar ambos ingredientes hasta que se forme una pasta.
    4. Agregar a la mezcla anterior una cucharadita de sal, una cucharada de aove, el ajo, un chorrito de limón, el vinagre balsámico de fresa, pimienta negra al gusto y las hojas de hierbabuena. Triturar nuevamente hasta que todos los ingredientes se integren. Probar y rectificar de sal en caso de ser necesario.
    5. A continuación, agregar un poco de agua. La cantidad dependerá de la textura que se quiera, cuanta más agua más líquida la crema y cuanta menos agua, más espesa.
    6. Finalmente, colocar la crema en un bol y llevar a la nevera por un mínimo de dos horas para que esté bien fría al momento de consumirla. Además, después de dicho tiempo los sabores de la crema estarán potenciados.

    Esta crema fría de tomate y melón es una absoluta delicia. Lo mejor es que se prepara en muy pocos minutos y además de su rico sabor, es muy nutritiva. Ideal para compartir con la familia y amigos, muy especialmente con los más pequeños de la casa. Anímate a preparar este sencillo y refrescante plato.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias