Recetas verduras

Receta de Coles de Bruselas crujientes con frutos secos

Coles de Bruselas crujientes con frutos secos
Receta de Coles de Bruselas crujientes con frutos secos
Comentar

El cocinado de verduras puede ser fundamental a la hora de disfrutar de estos productos. Un buen ejemplo son estas coles de Bruselas crujientes.

Las coles de Bruselas, conocidas también en algunos lugares del mundo como repollitos de Bruselas, son un cultivo invernal de coles. Son las yemas de una planta de huerto familia de las crucíferas (como la coliflor, el brócoli, el repollo o la col lombarda) que puede alcanzar un metro de altura, y de ella salen estos brotes, mínimos repollos, a lo largo del tronco. Sus hojas son muy apretadas y el diámetro no supera los 5 centímetros. Se cocinan de diversas maneras, pero quedan mejor y mantienen más sus nutrientes al vapor, como en la presente receta de coles de Bruselas crujientes con frutos secos.

En nuestro país son cada vez más populares y su cultivo se realiza, sobre todo, en Aragón y Cataluña. En otras ciudades europeas su consumo está extendidísimo, como en Bélgica, Noruega e Inglaterra. La planta es de lento crecimiento, bianual, y la época de cosecha es desde octubre hasta diciembre. Tienen un gran contenido en vitaminas A y C, fibra y minerales como hierro y calcio.

Es considerada una verdura clásica invernal, y es en esta época cuando las encontrarás en todos los mercados. Al comprarlas, hay que elegir aquellas que no tengan magulladuras y se vean limpias. Se cocinan poco porque con la cocción pierden casi todos sus nutrientes, por lo que conviene prepararlas en el último instante, sin retirarles las hojas exteriores.

Ingredientes:

  • 500 gramos de coles de Bruselas
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Frutos secos de preferencia (almendras, nueces, pistachos, etc.)
  • Sal y pimienta
  • Cómo preparar las coles de Bruselas crujientes con frutos secos:

    1. Lavar bien las coles, evitando retirarles las hojas exteriores, a menos que estén estropeadas (no se deben dejar en remojo).Coles de Bruselas crujientes con frutos secos
    2. Hacer un corte en forma de cruz en la parte inferior del tallo, para que se cuezan por igual.
    3. Cocinarlas al vapor durante cinco minutos (no deben cocinarse en exceso, pues perderán todos sus nutrientes).
    4. Dar un punto de sal y de pimienta molida, si gusta.
    5. Escurrir y reservar.
    6. Triturar toscamente los frutos secos, sin volverlos polvo.
    7. En una sartén echar 3 cucharadas de aceite de oliva, agregar los frutos secos y mover para que no se quemen, a fuego bajo.
    8. Cuando estén ligeramente dorados incorporar las coles moviendo para que se mezclen e impregnen de los frutos secos.
    9. Salpimentar y servir de inmediato, mezclando la mostaza y el resto del aceite, si quedó.

    Si te gustan las preparaciones que se salen fuera de lo común, entonces las coles de Bruselas crujientes con frutos secos te van a encantar. Son verdaderamente crujientes, y es preferible comerlas acabadas de hacer para que no pierdan el crunchy de los frutos secos.

    Es un plato sorprendente que dejará a todos con ganas de repetir, muy fácil de preparar y cuya presentación se ganará el corazón de todos tus comensales. Sírvelas como un entrante en ocasiones especiales, como las fiestas de navidad o noche vieja.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias