Recetas fáciles

Receta de Carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano

Carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano
Receta de Carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano
Comentar

¿Estás buscando un plato veraniego, refrescante y lleno de sabor? Anímate con este carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano. Estos son los pasos.

Una receta muy sencilla y deliciosa. Así es el carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano. En una reunión importante o cena con amigos y familia, siempre va a resaltar por su inigualable sabor y presentación. Se trata de un aperitivo que deleitara el paladar de todos nuestros invitados y los dejara con ganas de saborear más. Sus ingredientes, además de aportar un exquisito toque, son muy nutritivos.

El tomate es un ingrediente sumamente importante en la cocina, que además posee numerosas propiedades para la salud. Favorece la expulsión de las toxinas en el cuerpo y combate las infecciones, fortalece el sistema inmune y mejora el tránsito intestinal. Disminuye el colesterol en sangre, así como las posibilidades de padecer enfermedades cerebrales y cardiovasculares.

El queso parmesano es rico en minerales y vitaminas como el calcio y la vitamina A. Contiene proteínas y es bajo en grasas porque es un producto añejado. No posee lactosa y por ello es ideal para personas intolerantes. Tiene efecto prebiótico que facilita la digestión.Carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano

Ingredientes:

  • 3 tomates maduros
  • 1 trozo de queso parmesano
  • 20 mililitros de aceite de oliva
  • 5 mililitros de vinagre
  • Sal y pimienta
  • Orégano
  • Cómo preparar carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano:

    1. Lavamos el tomate muy bien y lo cortamos en rodajas que tienen que ser muy finas.
    2. A continuación, rallamos el queso parmesano en un recipiente pequeño y reservamos. Podemos utilizarlo rallado o cortado en trozos muy delgados, depende del gusto de cada quien.
    3. En un plato redondo o donde prefiramos hacer el carpaccio vamos a colocar las rodajas de tomate ordenadas para que el plato se vea limpio y elegante.
    4. Por encima agregamos la sal y la pimienta junto con el orégano.
    5. Colocamos el queso parmesano en trozos o rallado encima de los tomates.
    6. En otro recipiente pequeño preparamos una vinagreta con el vinagre y el aceite para darle más sabor al carpaccio. Es importante no agregarle tanto vinagre para no eliminar el sabor del tomate que es el ingrediente principal.
    7. Cuando esté lista la vinagreta, la rociamos sobre los tomates y dejamos enfriar en la nevera durante 10 minutos antes de servir.

    El carpaccio de tomate, queso parmesano y orégano es una receta exquisita que no puede faltar en nuestro menú. Le da un toque diferente a la mesa y prepara a nuestros invitados para la siguiente comida. Si el aperitivo es así de espectacular, lo que viene será aún mejor. Sorprede con esta increíble preparación y lúcete como todo un chef.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias