Recetas verduras

Receta de alcachofas rehogadas

Comentar

Si estás siguiendo un régimen o dieta para perder peso, la alcachofa puede ser una buena aliada. Apunta esta receta de alcachofas rehogadas.

Las alcachofas son uno de los alimentos favoritos cuando se hacen dietas para bajar de peso, entre otras cosas, porque son bajas en calorías y no contienen grasas. En estos casos es ideal conocer la receta de alcachofas rehogadas que resalta su sabor. El vino suele dar un exquisito sabor a los vegetales rehogados. Las alcachofas baby congeladas son una excelente opción para preparar este plato. Con pocos ingredientes y poco tiempo, se logra un delicioso resultado que encantará a todos en casa. Esta elaboración es muy fácil de preparar, lleva pocos ingredientes y tarda muy poco tiempo en estar lista, el resultado te va a encantar. Por ser un plato bajo en calorías, puedes disfrutar de la cantidad que quieras sin culpa. Una idea es añadir champiñones o setas cuando desees variar la receta.

La alcachofa es una hortaliza rica en fibra. Si bien la fibra no “alimenta”, cumple con otras importantes funciones en el organismo: ayuda a reducir los niveles de glucosa en el organismo, de modo que previene la diabetes. También ayuda a la digestión, pues colabora con el funcionamiento del intestino. Las alcachofas contienen flavonoides, unas sustancias antioxidantes que protegen las células sanas del organismo y retrasan el proceso natural de envejecimiento. Los flavonoides también previenen las enfermedades del sistema circulatorio. Otra sustancia presente en las alcachofas es la cinarina, útil para digerir las grasas. Además, nos aportan minerales como el potasio, que contribuye con el buen funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso.

Ingredientes:

  • 6 alcachofas baby
  • 1 diente de ajo grande
  • 2 limones
  • ½ vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Como preparar la receta de alcachofas rehogadas:

    1. Cortar el diente de ajo en láminas finas. Reservar.Alcachofas rehogadas
    2. Cortar las alcachofas por la mitad.
    3. Rociar las mitades de alcachofa con el zumo de limón. Reservar.
    4. Si no se consiguen alcachofas baby, es necesario retirar el corazón y hervirlas hasta que estén tiernas. Escurrir y reservar.
    5. Calentar una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra.
    6. Poner el ajo en la sartén y esperar a que empiece a cambiar de color.
    7. Agregar las alcachofas.
    8. Salpimentar.
    9. Verter el vino blanco y cocinar 15 minutos removiendo constantemente.
    10. Retirar del fuego y servir.

    Prepara esta sencilla receta de alcachofas rehogadas. La mayoría de los ingredientes probablemente están en tu despensa. Puedes servirla como entrante o como guarnición; si quieres perder peso, también puedes prepararlas como una cena ligera. La combinación de sabores del ajo y el vino no falla.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias