Recetas veganas

Queso brie vegano, receta para disfrutar de un queso sin leche

Queso brie vegano, receta para disfrutar de un queso sin leche
Queso brie vegano, receta para disfrutar de un queso sin leche
Comentar

Este queso brie vegano nos sorprenderá, podemos comer un queso cremoso sin necesidad de incorporar leche de procedencia animal.

Queso parmesano vegano, receta fácil paso a paso

Queso de almendras vegano

Queso feta vegano

Este queso brie vegano nos sorprenderá, podemos comer un queso cremoso sin necesidad de incorporar leche de procedencia animal. La lactosa no será un problema, como tampoco las digestiones pesadas, gracias a este queso. Se puede comer bien sin renunciar a una textura o a un sabor determinado. En el día de los animales, o en lunes sin carne, podemos disfrutar de un pequeño homenaje a ellos, con la ayuda de este queso brie vegano hecho en casa. Descubre las posibilidades de un queso sin leche, con un sabor y textura que te apasionarán.

Ingredientes:

  • 1 y 1/2 taza de leche de soja o anacardos
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/4 taza de fécula de yuca o patata
  • 1 cda de miso blanco (o cualquier miso)
  • 1 cdta de vinagre de manzana
  • 1 cdta de zumo de limón (o ácido láctico)
  • 1 cdta de sal
  • 1 y 1/4 cdta de carragenato
  • 1 cda de levadura de cerveza
  • Más maíz para empolvar el queso
  • Cómo preparar un queso brie vegano

    1. Lo más importante a la hora de cocinar un buen queso es disponer de unos ingredientes adecuados.
    2. El hecho de que tenga en los anacardos a su base principal es siempre una garantía para el acabado que estamos buscando.
    3. Nos dará energía y además podremos disfrutar de un bocado impresionante, el queso es siempre un buen aliado de cenas y comidas de tapas.
    4. Nos ponemos manos a la obra con el queso brie casero una vez tenemos los ingredientes listos que podemos encontrar en cualquier tienda especializada o supermercado grande.
    5. Mezclamos la leche de anacardos o de soja con el carragenato, fécula, miso, levadura, sal, después ponemos el aceite de coco
    6. Batimos de forma enérgica hasta asegurarnos que el miso se disolvió bien, sino quedarán grumos de este ingrediente y la textura no será la adecuada.
    7. Cocinamos la mezcla que hemos creado revolviendo Podemos ponerle unas gotas de aroma de queso si queremos que tenga un acabado casi profesional.
    8. Seguimos cocinando hasta que empiece a burbujear y la mezcla se haga densa y pegajosa, no debe quedar excesivamente densa.
    9. Cuando tenemos la base del queso listo, apagamos el fuego y agregamos el zumo de limón y el vinagre de manzana
    10. Mezclaremos un poco más sin fuego y ponemos en un molde para que el queso se enfríe. Cubrimos con papel film y hacemos una bola o le damos forma para poder desmoldarlo.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias