Recetas vegetarianas

Receta de Patatas a lo pobre

patatas a lo pobre
Receta de patatas a lo pobre
Comentar

Las patatas a lo pobre ‘o papas a lo pobre’, son una receta sin complicaciones que te sirve como guarnición para platos de carne, pescado o con verduras.

Las patatas a lo pobre no tienen nada que ver con su nombre, porque tienen un alto nivel culinario. Es un plato español muy común, se hace con lo que haya en la despensa. Patatas, pimientos, cebolla y si hay suerte, algún trozo de embutido. Solo con eso se logra una comida completa, rendidora y sabrosa. Esta receta se llama así porque, durante la crisis económica que dejó la guerra, las amas de casa alimentaban a sus familias con lo único que había en sus cocinas. En general, se servía como guarnición; pero en momentos difíciles se convirtió en plato principal, que daba energía de larga duración para sobrellevar el resto del día.

En la actualidad, las patatas a lo pobre se consumen en cualquier época del año, cualquier día de la semana. Es una receta para guardar con cariño en el recetario familiar, pues siempre es bien recibida por todos. Además, es económica, ya que el aceite se puede reutilizar.

Ingredientes:

  • 4 patatas
  • 1 pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • Perejil
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Vinagre blanco
  • Cómo preparar patatas a lo pobre:

    1. Pelar y cortar las patatas en rodajas gruesas.patatas a lo pobre
    2. Cortar la cebolla en juliana fina y los pimientos en trozos grandes.
    3. Verter bastante aceite en una sartén profunda.
    4. Llevar a fuego bajo.
    5. Cuando comience a calentar el aceite, echar las verduras todas juntas, así se hacen al mismo tiempo.
    6. Remover de vez en cuando, con cuidado de no romper las patatas.
    7. Cuando las patatas estén tiernas, subir el fuego para que las verduras se doren.
    8. Cocinar durante 10 minutos.
    9. Luego, retirar el exceso de aceite y continuar la cocción a fuego fuerte durante cinco minutos más para que las patatas queden crujientes.
    10. Apagar el fuego y salpimentar a gusto.
    11. Servir las patatas a lo pobre con la ayuda de una espumadera para escurrir el aceite que haya quedado.
    12. Verter unas gotas de vinagre si se desea un sabor más potente.
    13. También se le puede añadir jamón serrano en trozos, chorizo en rodajas, salchichas o cualquier otro embutido que haya en el refrigerador.

    ¡Las patatas a lo pobre son deliciosas! Hechas así, a fuego lento, las verduras se confitan y quedan tiernas por dentro, crujientes y doradas por fuera. Esta receta es una buena opción cuando no sabes qué cocinar. Resulta todo un acierto, pues a tu familia le va a encantar.

    Lo último en Recetas