Huevos estrellados con chorizo

huevos estrellados con chorizo
Receta de huevos estrellados con chorizo, un plato tradicional
Comentar

Los huevos estrellados con chorizo es un plato de lo más especial que merece la pena que preparemos de vez en cuando. Unos ingredientes simples forman un bocado contundente, preparado para mojar pan y disfrutar de un sabor tradicional. Se sirven con un fondo de patatas fritas que está destinado a acompañar esa textura del huevo tan suave que caerá perfectamente sobre ellas. El chorizo es un embutido nacional que merece un plato como éste, en el que pueda destacar y cobrar vida en medio de dos acompañantes completos. Toma nota de estos huevos estrellados con chorizo, son una delicia, un premio al paladar que puedes preparar en unos minutos.

Receta de huevos estrellados con chorizo

Ingredientes:

  • ½ kg de patatas
  • ½ cebolla
  • 2 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar huevos estrellados con chorizo

    1. Este plato de huevos estrellados o rotos con chorizo es simple, pero resulta de lo más completo. Empezaremos preparando un buen fondo que recibirá los huevos de una forma magistral.
    2. Pelamos y cortamos la cebolla en trozos lo más pequeños posible. Uno de los trucos caseros, es rallarla, quedarán trozos iguales que se prepararán a la vez. En una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla.
    3. Mientras se prepara la cebolla, pelamos y cortamos las patatas en rodajas de más o menos el mismo tamaño para que se hagan a la vez. Sal pimentamos las patatas al gusto y las ponemos en la misma sartén que la cebolla para que se empiecen a preparar. Para unos buenos huevos estrellados, este paso es fundamental porque será el fondo del plato.
    4. Una vez tenemos las patatas listas, las escurrimos y reservamos, para más adelante montar el plato. las ponemos sobre papel absorbente para que eliminen todo el exceso de aceite.
    5. Partimos el chorizo en rodajas, si son choricitos pequeños no hará falta este paso. Es necesario para poder mezclarse mejor los ingredientes, cuánto más pequeño es el chorizo más fácilmente podemos comerlo en cada bocado.
    6. Freímos el chorizo, sin necesidad de poner mucho aceite, la propia carne de cerdo ya tiene la suficiente grasa. En el mismo aceite que ha soltado el chorizo, le añadimos las patatas para darles un toque de calor y conseguir que tengan un sabor mucho más marcado.
    7. Por último, preparamos los huevos directamente en el mismo aceite. Así tendremos una continuidad de sabores inconfundible. Montamos el plato, con las patatas y el chorizo en el fondo y los huevos coronándolo. Para que cuando se rompan puedan cubrir los demás ingredientes de una forma magistral.

    Lo último en Recetas