Alimentos

Hamburguesa que se encoge al cocinarla: Este es el error que cometes

Hamburguesa
Hamburguesa
Comentar

La hamburguesa es un tipo de carne rica en líquidos, que inevitablemente pierde en la cocción al encogerse: sin embargo, veamos cómo limitar los daños

Cómo hacer hamburguesas caseras

Estas son las 10 hamburguesas españolas que desearás repetir

Receta de hamburguesa de cordero casera

Receta de hamburguesa Big Mac con su salsa casera

A menudo tenemos la impresión de que una vez cocidas nuestras hamburguesas son considerablemente más pequeñas que cuando estaban crudas. Un efecto molesto que no podemos eliminar, pero sí reducir con algunas precauciones. Conozcamos entonces cuál es el error que estamos cometiendo cuando cocinamos una hamburguesa y esta se encoge

Cocinar hamburguesas que se encoge

Sabemos que por norma general, las hamburguesas siempre se reducen durante la cocción porque son ricas en líquido, que luego pierden en el proceso. Por eso una vez están hechas, vemos como han reducido su tamaño con respecto a como eran en su versión cruda. Dado que la razón de este estrechamiento es fisiológica, no hay nada que podamos hacer para evitar esa reducción, pero sí que podemos conseguir que sea menos evidente si evitamos un error en el que seguramente caemos todos cuando se trata de cocinar las hamburguesas.

Puede que estemos acostumbrados a cocinar las hamburguesas sin más y sin darle importancia a la temperatura de la sartén o la plancha en la que vayamos a hacerlas, pero lo cierto es que tenemos que asegurarnos que al colocarla sobre la placa de cocción esta se encuentre muy caliente y algo muy importante: no aplastarla con la espátula para que salga el líquido que contiene. Algo que hacemos a menudo sin ni tan siquiera fijarnos y que hace que el tamaño de la hamburguesa se reduzca muchísimo.

La temperatura adecuada

Por otro lado, la hamburguesa hay que cocinarla a fuego medio/bajo , dándole la vuelta un par de veces como máximo y luego dejándola sola hasta que esté cocida: los tiempos varían según el tamaño y el peso de la carne en sí. Otro error grave es cortar la hamburguesa durante la cocción para comprobar el estado interno de la carne : hacerlo la dejará seca y fibrosa. Si de verdad quieres estar seguro de que la carne se cocina correctamente, equípate con un termómetro para alimentos y mide la temperatura en el corazón de la hamburguesa: para un producto como la carne de vacuno, la temperatura aproximada es de 55 °C si queremos que la hamburguesa quede con un poco de sangre, 65°C para una hamburguesa medio cocida y 75°C para una hamburguesa bien hecha. La sonda del termómetro se debe colocar de lado y no perpendicular, sobre todo si la hamburguesa no es muy gruesa.

Un truco antes de comerte una hamburguesa

Por último, un último consejo: cuando creas que tu hamburguesa está lista, espera unos minutos antes de comértela. De esta forma, los líquidos, alejados de la llama, se redistribuirán en el interior del producto y le devolverán la jugosidad adecuada en el momento del corte.

Temas

Lo último en Recetas de cocina

Últimas noticias