Recetas de salsas

Salsa putanesca, receta auténtica para disfrutar de unos espaguetis

Salsa putanesca, receta auténtica para disfrutar de unos espaguetis
salsa putanesca
Comentar

Los espaguetis con salsa putanesca están a otro nivel, con esta receta nos trasladaremos a un restaurante italiano auténtico

3 salsas para pasta fáciles

5 recetas de salsas para pasta especiales, sin tomate

Receta de Salsa de nata para pasta

Los espaguetis con salsa putanesca están a otro nivel, con esta receta nos trasladaremos a un restaurante italiano auténtico para disfrutar del placer de unos sabores impresionantes. Cuenta la leyenda que esta salsa tiene un origen un poco oscuro. ‘Puttanesca’ describía un aroma fuerte derivado de la cocción de sus ingredientes.  Anchoas, alcaparras o ajo entre otros. Esta teoría afirma que cuando la salsa su aroma atraía a los viandantes. Así que las prostitutas de Nápoles comenzaron a prepararla como reclamo para atraer más clientes. Otra teoría va un paso más allá y afirma que este nombre se lo dieron los marineros que esperaban su turno en las calles cercanas a los burdeles cuando tenían hambre preparaban esta salsa. La última de las leyendas que rodea esta salsa va un paso más allá, dicen que era el nombre porque la preparaban las mujeres casadas al ser sabrosa y fácil para limitar el tiempo que pasaban cocinando y así poder irse a visitar a sus amantes. Sea cual sea el origen es una salsa espectacular que podemos preparar una acompañar unos espaguetis de lujo.

Ingredientes:

  • Aceite de oliva, 60 ml o 4 cucharadas
  • 600 ml de tomate triturado
  • 4 dientes de ajo, pelados y en rodajas finas
  • 6 filetes de anchoa en conserva, picados
  • 1 guindilla seca
  • 1 cucharada de alcaparras
  • Una pizca de azúcar
  • 8 de aceitunas negras, deshuesados
  • Albahaca fresca, un manojo
  • Una pizca de orégano seco
  • Pimienta
  • Cómo preparar salsa putanesca

    1. Esta receta es un clásico, no es nada complicada de preparar, sino todo lo contrario, se basa en unos ingredientes que seguramente tenemos en la despensa en este precioso momento.
    2. Nuestro aceite de oliva más auténtico será la base de un sofrito que contará con la intensidad de los ajos, las anchoas y las guindillas.
    3. La putanesca le añade al fondo de tomate el toque de intensidad que necesita para descubrir todo un mundo de buenas sensaciones.
    4. Lo mejor de esta receta es que es muy sencilla, con lo cual, la parte más complicada consistirá en escoger la pasta.
    5. Los espaguetis acabarán siendo los mejores aliados de una elaboración tradicional que será la que cubra de gloría esta pasta.
    6. Cocinamos los espaguetis previamente y los reservamos, junto a ellos reservamos medio vaso del caldo de su cocción. Este pequeño gesto nos asegurará una pasta espectacularmente cremosa.
    7. Nos ponemos manos a la obra en una sartén lo suficientemente grande para que podamos prepara la salsa y después mezclar los espaguetis en ella.
    8. Añadimos un chorrito de aceite de oliva. Mientras se calienta, vamos a pelar y trocear los ajos que serán los primeros en entrar en acción.
    9. Colocamos los ajos en la sartén con la cantidad de guindilla que nos guste. A estos dos ingredientes se le sumarán las anchoas picadas.
    10. Sofreímos los ajos, la guindilla picada y las anchoas. Salteamos estos ingredientes durante varios minutos, hasta que los ajos estén ligeramente dorados.
    11. A continuación, añadimos el tomate triturado, si es muy ácido, podemos equilibrar su sabor con una pizca de azúcar, antes de ponerle la sal al gusto.
    12. Incorporamos el orégano que ayudará a que esta salsa sea un poco más digestiva y el punto de pimienta que queramos.
    13. Cocinamos el tomate a fuego medio durante unos 25 minutos o hasta que el tomate haya perdido gran parte de su agua.
    14. El tomate debe quedar lo más seco posible para que salsa quede en el punto adecuado, le añadimos en este punto el caldo de cocción de los espaguetis.
    15. Removemos hasta que esté la salsa bien integrada. Si quieres que te quede más suave, puedes triturarla, aunque el hecho de que se noten los trocitos de tomate le dará su gracia.
    16. Esto es importante para que la salsa nos quede con una textura algo más densa. Probamos de sal si hace falta se añade un poco más de sal o pimienta.
    17. Por último, le daremos los toques finales de sabor añadimos las aceitunas negras cortadas, las alcaparras y la albahaca fresca.
    18. Todo estará listo para la llegada de los protagonistas de esta receta, los espaguetis. Los incorporamos y mezclamos con el fuego ya parado.
    19. Directamente de la sartén pueden ir al plato con la cantidad de queso que más nos guste. Podemos no ponerle queso, es una salsa que admite no ponerle nada de nada.
    20. El tipo de queso de esta receta debe ser lo más intenso posible, un parmesano o incluso un azul para darle más gracia y originalidad al plato le acabará de dar el acabado perfecto.

    Atrévete a probar una de las salsas más conocidas del mundo, la putanesca casera es un placer en todos los sentidos. Unos espaguetis, macarrones o cintas quedarán como recién sacados de un restaurante italiano de nivel, pero estarán hecho con todo el amor del mundo y una materia prima de lujo.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias