Recetas de postres

Una variación deliciosa de la clásica receta: scones de jengibre con glaseado

Scones de jengibre con glaseado
Una variación deliciosa de la clásica receta: scones de jengibre con glaseado
Comentar

¿Te gustan las pastas y recetas caseras y buscas una receta llena de sabor? No te puedes perder los pasos de estos scones de jengibre. ¿Te animas?

Si te gustan las pastas y galletas caseras, los scones de jengibre son una maravillosa elección. Para un acabado de alto nivel, te proponemos una alternativa que es inesperadamente deliciosa y tiene una sorpresa adicional: un glaseado de vainilla.

Como opción saludable puedes evitar el glaseado, porque el sabor seguirá siendo básicamente el mismo. Desde el punto de vista nutricional, el jengibre nos ofrece un buen número de beneficios naturales. Esta curiosa y aromática raíz ya se utilizaba en la cocina asiática desde hace miles de años. Entre sus propiedades está un bajísimo aporte de calorías y sus efectos como relajante muscular, en problemas digestivos y analgésico contra dolores.

Ingredientes:

  • 360 gramos de harina (2 tazas)
  • 120 gramos de mantequilla
  • 2 huevos
  • 5 cucharadas de leche
  • 150 mililitros de miel
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 clara de huevo (para pincelar)
  • 2 cucharaditas de jengibre rallado
  • Opcional: Canela y clavo de olor
  • Para el glaseado

    • 2 cucharadas de mantequilla
    • 250 gramos de azúcar glasé
    • 1 cucharadita de vainilla
    • 1 o 2 cucharadas de agua

    Preparación:El jengibre

    1. En un bol combina la harina con la sal, el jengibre, las especias y el polvo de hornear.
    2. Utiliza la mantequilla casi congelada y ralla en un rallador grueso.
    3. Incorpórala a la harina y amasa con las manos hasta obtener una masa hecha de migajas.  Muele lo más que puedas y reserva.
    4. Aparte, bate los huevos con la miel y la leche.
    5. Vierte el batido dentro del bol de la harina y amasa.
    6. Coloca la masa en un recipiente y lleva al congelador, de 15 minutos a media hora.
    7. Precalienta el horno a 200 ° C.
    8. Pasado el tiempo requerido, quita la masa del congelador y aplana con el rodillo. Corta los scones con el cuchillo, de forma de que queden bastante grandes. Puedes hacer formas triangulares, cuadradas y también redondas, utilizando como molde un vaso de boca amplia o una copa.
    9. Cubre un molde con papel para hornear, distribuye separados los scones y pincélalos con la clara de huevo bien batida.
    10. Hornea aproximadamente 20 minutos a unos 190 grados.
    11. Mientras tanto, prepara el glaseado. Para ello, coloca la mantequilla en una cacerola pequeña y espera a que se funda. Retira unos momentos del fuego, agrega el azúcar glas y revuelve enérgicamente para que no se formen grumos. Agrega unas cucharadas de agua, la vainilla y sigue removiendo hasta obtener una crema. Apaga el fuego y reserva.
    12. Quita los scones del horno, rocía con el glaseado y deja que se enfríen.
    13. Si lo deseas, puedes agregar encima algunas nueces picadas o semillas.
    14. ¡Disfruta!

    Comparte esta receta original de scones de jengibre. Tus amigos estarán encantados de probarla.  Comparte tus creaciones culinarias, déjanos tus comentarios y experiencias con los scones tradicionales o los scones de jengibre.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias