Recetas de postres

Tarta de nata casera, receta de Portugal

Tarta casera
Tarta de nata casera
Comentar

¿Quieres conocer una receta rápida para una exquisita tarta? No te pierdas esta tarta de nata casera, receta portugueña.

Bizcocho de nata casero

Pastel de galletas y nata

Bizcocho de nata sin azúcar

La tarta de nata casera, receta de Portugal, es la llamada tarta serradura, o ‘pudín de aserrín’, ya que serradura quiere decir en portugués precisamente aserrín, y alude a la apariencia de polvillo que toman las galletas María en la tarta, desmenuzadas muy finas. Si bien es un postre portugués, se hizo famoso en Macao, región administrativa especial que forma parte de China, y fue administrada por el Imperio portugués desde la segunda mitad del siglo XVI hasta 1999.

Es una tarta muy sencilla con pocos ingredientes, básicamente nata, galletas María y mantequilla. Hoy en día se elaboran distintas variedades utilizando galletas o pastas de chocolate, crema de nueces, o de café o té, pues cambiando las galletas o las cremas surgen resultados muy distintos. Sin embargo, la tarta de nata casera, receta de Portugal, es no solo la original sino la más rica también. Es un postre típico no solamente del país vecino sino de Macao y otras regiones, como Hong Kong, Gao y otras zonas que fueron antiguamente colonias portuguesas.

Su sencillez no le hace justicia al resultado final: un exquisito postre elaborado con el punto justo de dulce; para sustituir la cuajada se puede fácilmente utilizar gelatina sin sabor, aunque si se tiene la cuajada la tarta quedará más cremosa y más sabrosa.

Ingredientes:

  • 300 gramos de galletas tipo digestive, o María
  • 600 ml de nata para montar
  • 370 ml de leche condensada
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 9 hojas de gelatina neutra o sin sabor
  • Cómo preparar una tarta de nata casera, receta de Portugal:

    1. Triturar o moler las galletas, reservando 5 para el adorno final.
    2. Derretir la mantequilla y mezclarla con las galletas trituradas hasta formar una pasta.
    3. Forrar la base de un molde con esta pasta, presionando con los dedos para que quede bien extendida, con el mismo grosor en todas partes. Reservar en la nevera.
    4. Montar 500 ml de nata (que deberá estar muy fría) y cuando esté montada, agregar la leche condensada. Volver a mezclar.
    5. Calentar en un cazo los 100 ml de nata restantes y diluir la gelatina en ella.
    6. Incorporar la gelatina a la mezcla de nata y mezclar de nuevo.
    7. Verter esta masa sobre la base de galletas.
    8. Triturar las galletas reservadas y espolvorearlas encima, que cubra toda la superficie.Tarta casera
    9. Meter a la nevera al menos 4 horas (si es de un día para otro mejor).

    Prepara esta sencilla tarta de nata casera, receta de Portugal, y disfruta de un postre delicioso, perfecto para cualquier ocasión.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias