Recetas de bebidas

Receta de Té de ajo

Té de ajo
Receta de Té de ajo
Comentar

La receta de té de ajo es una bebida con muchas buenas propiedades. Si queremos cuidarnos, una taza por la mañana y por la noche cambiará por completo nuestra salud.

El té de ajo es una de las bebidas más utilizadas a lo largo de la historia como remedio natural. En la Antigua Grecia se consideraba que era un ingrediente imprescindible a la hora de mejorar la circulación. En la actualidad el ajo es uno de los ingredientes más recurrentes de la cocina, lo usamos como fondo de infinidad de platos y no conoceríamos la intensidad de estos ingredientes sin ese sabor especial que nos aporta. Consumirlo en forma de es una manera de cuidarnos aún más. Las múltiples propiedades de este ingrediente se empiezan a fusionar con unos elementos esenciales para nuestra salud. Empieza a mejorar tu salud, preparando un té de ajo.

Propiedades del té de ajo

  • El té de ajo es un imprescindible en cualquier dieta de adelgazamiento. Combinado con el resto de los ingredientes se convertirá en un diurético natural que conseguirá que nuestro cuerpo elimine todo aquello que no necesita.
  • Aumentaremos con estos ingredientes el metabolismo de nuestro cuerpo. Con una serie de elementos que pueden beneficiar en gran medida, este té es perfecto para consumir a primera hora de la mañana.
  • El colesterol será un enemigo a vencer con esta bebida. Podemos mantenerlo a raya si tomamos regularmente un té de estas características. El ajo nunca volverá a saber igual después de este té.
  • Ingredientes:

    • 3 dientes de Ajo molido o cortado en pequeños pedazos
    • 1 cucharada de miel
    • 1 cucharadita de jugo de Limón
    • 1 trozo de raíz de jengibre

    Cómo preparar un té de ajo

    1. Las cantidades de esta receta son orientativas, vamos a ponerlas en función de nuestras necesidades para una persona o más, según tengamos que prepararlo.
    2. Ponemos a hervir dos tazas de agua. Podemos usar una tetera convencional o hacerlo en el microondas.
    3. Al agua muy caliente le añadiremos el ajo molido. Lo ideal es pelar y trocear este ingrediente al momento, no hay necesidad de usar conservas, la frescura de estos ajos es uno de los secretos del éxito de esta bebida.
    4. Le incorporamos un trozo de la raíz de jengibre pelada y dejamos que infusionen unos minutos. No es necesario que pase mucho tiempo, con unos 5 minutos será más que suficiente.
    5. Colamos y preparamos la infusión. Le añadiremos un trocito de limón o una cucharada de jugo de limón que combinará muy bien con el resto de los sabores.
    6. Para endulzar este té usaremos miel, aunque podemos emplear cualquier edulcorante que nos guste. Una taza por la mañana y por la noche, alejará una gran variedad de enfermedades.

    Lo último en Recetas