Recetas fáciles

Pepino encurtido a la sueca

Pepinos encurtidos
Pepino encurtido
Comentar

La técnica del encurtido es ideal para la conservación de alimentos y para darles una textura y sabor especial. Mira esta receta de pepino encurtido a la sueca.

Encurtidos japoneses

Nabo encurtido

Huevos encurtidos

El pepino encurtido a la sueca es un plato típico de Suecia y de los países nórdicos. Debido a lo largo de los inviernos de esta región, en la gastronomía sueca hay pocos ingredientes frescos y por ello echan mano del vinagre para conservarlos (tal es el caso del repollo y diferentes coles, y el del mismo pepino). Asimismo, utilizan tubérculos como la patata, el colinabo y el nabo. La mermelada de arándanos rojos es otra preparación muy habitual, ya que se conserva muchísimo tiempo y es una fuente importante de vitamina C. Además de ser una buena forma de conservación, con esta receta el pepino cogerá un sabor especial.

En la cocina, el pepino encurtido a la sueca es una especie de ensalada, una guarnición que acompaña numerosos platos típicos, como las famosas albóndigas suecas, las köttbullar. Esta ensalada recibe el nombre de pressgurka, que en una traducción aproximada querría decir “pepino exprimido”. Y es que el pepino, para esta receta, ha de cortarse muy fino, preferiblemente con mandolina (para que todas las rodajas sean del mismo grosor), colocarse en un recipiente y agregársele sal, y a continuación poner un peso para acelerar la expulsión de líquido. De allí la expresión “exprimir”.

Esta técnica hace que el pepino quede más crujiente. A continuación, hay que escurrirlo, secarlo y combinarlo con una solución de vinagre, agua, azúcar y diversas especias y/o hierbas, generalmente eneldo, perejil, semillas de mostaza o granos de pimienta blanca.

Ingredientes:

  • 1 pepino grande
  • 100 ml de agua
  • 4 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Granos de pimienta blanca
  • 3 cucharadas de eneldo fresco
  • Cómo preparar el pepino encurtido a la sueca:

    1. Picar el eneldo fresco muy menudo.
    2. Lavar bien el pepino y cortarlo en rodajas lo más finas posible con una mandolina.
    3. En un colador grande, poner las rodajas de pepino y cubrirlas con sal.
    4. Colocar sobre los pepinos un plato y un peso adicional, como dos kilos de garbanzos.
    5. Hervir los 100 ml de agua, agregar el vinagre y el azúcar. Remover hasta que el azúcar se disuelva.
    6. Dejar enfriar, añadir el eneldo y los granos de pimienta.
    7. Retirar el peso sobre el pepino y terminar de exprimir a mano.
    8. Colocar las rodajas de pepino en un frasco grande de vidrio y verter la mezcla de agua y vinagre.
    9. Mezclar
    10. Refrigerar un mínimo de 3 horas antes de servir.Pepinos encurtidos

    Anímate a preparar tu propio pepino encurtido a la sueca y acompaña, por ejemplo, un gravlax de salmón, tan común en toda Escandinavia. Acompaña también con pan de centeno y mermelada casera de arándanos, y así tendrás una mesa al más puro estilo nórdico.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias