Cheesecake al estilo Nueva York

cheesecake al estilo Nueva York
Receta de cheesecake al estilo Nueva York, la auténtica tarta de queso
Comentar

La Cheesecake o tarta de queso es originaria de Nueva York. Probar este delicioso postre en la ciudad de los rascacielos puede ser un auténtico placer, exportar esta sensación hasta nuestra cocina, es posible con esta receta. La maravillosa tarta de queso que se ha convertido en todo un símbolo culinario puede aterrizar directamente en el horno, sin escalas y dispuesta a darnos todo su dulce sabor. Aprender los secretos de los mejores reposteros de la gran manzana es cuestión de práctica, pasión, amor y dedicación, empezando por esta cheesecake. Toma nota de cómo se prepara este icono ideal para acabar cualquier comida o convertirse en la estrella de la merienda.

Receta de cheesecake al estilo Nueva York

Ingredientes:

  • 1 sobre de levadura
  • 330 gr de harina
  • 60 gr de azúcar
  • 1 cucharada de piel de limón rallada
  • 80 gr de mantequilla
  • 80 gr de agua
  • 1 huevo
  • 750 gr de requesón
  • 230 gr de azúcar
  • 60 gr de harina
  • 2 cucharadas de piel de limón rallada
  • 2 cucharadas de piel de naranja rallada
  • 4 huevos
  • 170 ml de nata
  • Receta de cheesecake al estilo Nueva York

    1. La auténtica cheesecake tiene una base característica, más allá de las galletas con mantequilla que aquí le damos. Empezamos amasando harina, levadura, azúcar, la cuchara de piel de limón con la mantequilla. Obtendremos una masa compacta que reservaremos.
    2. Seguimos añadiéndole el huevo y un poco de agua. Volveremos a mezclar hasta tener la masa perfecta. Esta masa es perfecta para todo tipo de tartas dulces, se prepara muy fácilmente, con crema y fruta estará deliciosa. Dejamos que repose unos minutos en la nevera para poder trabajarla mejor.
    3. Al sacar la masa de la nevera, precalentamos el horno a 210º. Enharinamos la mesa para poder darle forma a la masa con un rodillo. Una vez tenemos la forma indicada para forrar nuestro molde, la ponemos directamente. Lo ideal es un molde redondo de unos 22 centímetros, desmoldable.
    4. Colocamos la masa y la horneamos con algo de peso encima, unos garbanzos pueden ser perfectos para que no suba la masa.
    5. Mientras se cocina durante unos 10 minutos la base, preparamos el relleno. Ponemos en un bol queso, nata, ralladuras de limón y naranja, harina y azúcar. Mezclamos con la ayuda de las varillas eléctricas hasta conseguir un relleno perfecto. Una vez estén estos ingredientes incorporamos los huevos.
    6. Añadimos el relleno a la base y volvemos a hornear a 150º durante una hora. Paramos el horno y dejamos que se enfríe directamente en él, de esta manera se quedará firme y bonita la tarta.
    7. Decoramos esta tarta con un poco de mermelada o chocolate caliente, estará impresionante, es una tarta que siempre queda perfecta.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias