Frutos secos

9 maneras de enriquecer y mejorar los platos con frutos secos

Platos con frutos secos
9 maneras de enriquecer y mejorar los platos con frutos secos
Comentar

Como complemento en la cocina, puedes enriquecer y mejorar tus platos con frutos secos. ¿Cómo hacerlo? Toma nota de estos pasos.

Los frutos secos son uno de los comodines más saludables de los que se puede echar mano siempre en la cocina, y como potenciadores de cualquier receta se ganan un puesto principal. Son numerosísimos sus beneficios. Mencionaremos algunos, porque la lista es enorme: entre sus ventajas, reducen los problemas cardiovasculares y el colesterol malo, fortalecen el sistema esquelético y ayudan a prevenir el deterioro cognitivo. Y con estas 9 maneras de enriquecer y mejorar los platos con frutos secos, su uso en la cocina está asegurado.

Se consideran frutos secos (y que se consumen aquí en España) a los anacardos, avellanas, nueces, almendras, pistachos, cacahuetes, piñones, castañas y pipas de girasol, principalmente. Hay gente que piensa que son hipercalóricos (y sí que lo son, y por eso hay que comerlos moderadamente) y no los incluyen en su dieta. Sin embargo, los beneficios de contar con ellos para realzar los platos superan con creces lo que puedan engordar.

Ensaladas de verduras

Nada más delicioso que una ensalada tibia de judías verdes, coliflor y zanahoria con un buen aliño de avellanas picaditas finamente, zumo de limón y aceite de oliva. Las verduras tendrán un aspecto irresistible, y es una manera genial de potenciar las propiedades nutritivas de las verduras.

Cremas de verduras

A una crema de calabaza y zanahoria le va muy bien un toque de nueces, o a una de calabacines unas cuantas avellanas garrapiñadas; en ambos casos se molerán aparte toscamente y se les agregarán al final.

Vinagretas

Además de incluir algunos frutos secos en las tradicionales vinagretas, estas se enriquecen (y sorprenden) si por ejemplo se hace una majada de almendras, nueces o avellanas y se integran a la vinagreta.Frutos secos

Para espesar

Definitivamente, es mejor moler avellanas o nueces y agregarlas a salsas, sopas frías y guisos para espesarlos, que utilizar harina o pan rallado; no solo es más saludable, sino que cualquier receta gana en sabor.

Praliné salado

El praliné, generalmente asociado a lo dulce, también sirve para mejorar algunas recetas de pescado (para cualquiera, con algo de imaginación). Sencillamente se muele y emulsiona el fruto seco que se prefiera con un chorro mínimo de aceite de girasol y una pizca de sal. Con ello se tiene un potente ingrediente pastoso que enriquecerá un tartar de pescado.

Patés

Con los frutos secos se pueden preparar una cantidad increíble de patés, es decir, de pastas untables tipo mantequillas o cremas. Se puede utilizar cualquiera de los frutos secos, y es ideal si se remojan en agua durante 8 o 10 horas antes de triturarlos. Se le puede agregar sal, aceite de oliva, ajo, zumo de limón y hierbas, como orégano o tomillo.

Nutella vegana

Se puede preparar en casa una espectacular Nutella: 300 gramos de avellana tostada y pelada, ½ cucharada de cacao en polvo sin azúcar, 3 dátiles deshuesados y 1 cucharada de leche vegetal. Se pone todo en el vaso de la licuadora y se tritura hasta obtener esa pasta deliciosa.

Enriquecer la pasta

Ya el pesto incluye piñones, pero también se pueden mejorar otro tipo de salsas para pasta, como la convencional napolitana, simplemente machacando nueces, anacardos o cacahuetes y agregándolos.

Algo más raro pero que potencia el sabor es picar frutos secos y añadirlos a la pasta, así tal cual. Lo crujiente aporta mucho valor.

Complementar las legumbres

En Málaga se usan mucho las castañas para los potajes, y es una forma deliciosa de darle vida a unas lentejas o garbanzos siempre iguales.

Si pruebas estas 9 maneras de enriquecer y mejorar tus platos con frutos secos, te garantizamos que nadie se aburrirá en tu mesa.

Temas

Lo último en Recetas de cocina

Últimas noticias