Pan y bollería

Bizcochos Savoiardi o de Soletilla

Bizcochos Savoiardi o de Soletilla
0 Comentar

Si habéis leído nuestra receta de Tiramisú habréis podido comprobar cuan necesarios son estos bizcochos para ciertas elaboraciones.

Pese a que podemos encontrarlos con facilidad en cualquier tienda, a veces, la variedad que adquirimos no es la más indicada, ya que bajo el nombre “de soletilla” se han aglutinado varios tipos de bizcochos que nada tienen que ver con los originales.

Si, además, sois de los que os encantan las cosas cuanto más caseras mejor, sin duda notareis que con esta receta habéis acertado, ya que se trata de una elaboración que marca mucha diferencia respecto a la preparada industrialmente.

Ni su forma ni su apariencia serán idénticas, pero esperamos que nuestra receta de bizcochos savoiardi o de Soletilla se haga un huequecillo en vuestras cocinas.

Ingredientes (para unos 20 bizcochos):

  • 3 huevos
  • 30 g de maicena
  • 35 g de harina normal (no de fuerza)
  • 80 g de azúcar
  • 5 g de levadura
  • Azúcar glas

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200 grados.

Separamos las yemas de las claras, montando éstas últimas a punto de nieve.

Bizcochos Savoiardi o de Soletilla

Mezclamos las yemas con el azúcar y batimos bien hasta que comience a adquirir un tono blanquecino y una textura algo más densa. Podéis usar las varillas manuales o las eléctricas.

Bizcochos Savoiardi o de Soletilla

Unimos la maicena con la harina normal y la levadura. Tamizamos y lo agregamos a la crema resultante anteriormente. Removemos bien hasta que todo quede integrado.

Cuando lo tengamos listo se lo añadiremos a las claras montadas. ¿Nuestro consejo?, el de siempre; echadlo poco a poco, con cuidado y removiendo con movimientos envolventes para evitar que las claras se bajen y pierdan fuerza. Uno de los mejores utensilios para llevar a cabo este proceso es una espátula de goma o silicona, pero si no disponéis de una usad algo lo más plano posible para evitar crear espacios de aire innecesarios que pueden hacer que las claras bajen enseguida.

Metemos la masa resultante en una manga pastelera (preferiblemente de boquilla lisa y de una medida de 13-15 mm).

Ponemos papel vegetal de horno en las bandejas que vayamos a usar y con la manga iremos poniendo tiras separadas entre sí con un mínimo de unos 2 cm. Recomendación: No juntéis demasiado la masa cuando estéis usando la manga, ya que con el calor, ésta se expandirá y los bizcochos podrían quedarse pegados unos a otros cuando se estén haciendo.

Antes de meterlos al horno, espolvoreamos, con ayuda de un colador, el azúcar glas por encima (no demasiada cantidad).

Horneamos durante unos 13-15 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

Sacamos, dejamos enfriar y los guardamos en algún envase hermético para evitar que se sequen y se queden duros debido al aire.

Sugerencia: Aunque estos deliciosos bizcochos pueden usarse para la elaboración de numerosos postres (el mencionado Tiramisú, unas natillas, un pudin, etc.) puedes probarlos secos con tu desayuno habitual, o poniéndoles algo de mermelada por encima, una vez comas uno no podrás parar de buscar excusas para repetir.

 

 

Resumen
recipe image
Receta
Bizcochos Savoiardi o de Soletilla
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas