Recetas fáciles

Recetas divertidas para niños

Recetas divertidas para niños
Te proponemos diferentes recetas divertidas para niños
Comentar

Estas recetas divertidas para niños nos ayudaran a traer a la mesa una serie de platos extraordinarios. Los ingredientes más comunes se cubrirán de gloria cada vez que tengan que servirse en compañía de los más pequeños. Con estas recetas nos divertimos descubriremos otra manera de cocinar unos alimentos básicos. Comer nunca ha desatado tanta alegría como con estas recetas para niños. Toma nota de cada una de estas ideas y empieza a reinterpretar las recetas tradicionales.

Búhos hechos con galletas oreo

Estos búhos con galletas oreo son una auténtica maravilla. Una merienda o desayuno de esos que marcan a cualquier niño. Una fiesta de cumpleaños o una celebración pueden llegar a ser algo maravilloso con este dulce. Atrévete a comprobar como unas galletas normales cobran vida y empiezan a transformarse en unos divertidos búhos, seguro que serán capaces de sacarles una sonrisa a cualquiera.

Ingrediente:

  • 1 paquete de galletas oreo
  • ½ tableta de chocolate
  • Lacasitos
  • Elaboración:

    1. Empezamos este postre separando las galletas oreo, las abrimos por la mitad evitando que la crema se mueva.
    2. Repetimos la operación con otras galletas, pero quitando la nata del medio.
    3. Ponemos dos galletas con crema sobre la base del búho y las dos con nata encima.
    4. Derretimos chocolate al baño maría, con este chocolate uniremos las dos galletas y crearemos un iris para los ojos.
    5. Hacemos las cejas con la mitad de una galleta son crema, las pegamos con el chocolate.
    6. Los lacasitos marrones serán los ojos y para los picos pondremos medio dulce de este.
    7. El plumaje lo haremos con el chocolate fundido, deberemos dejar que se solidifique durante unos minutos para que quede perfecto el búho.

    Ratoncitos de patata

    Los ratoncitos de patata son un plato muy origina que nos permitirá crear una cena o comida de las que encantan a cualquier niño. Estos bocaditos quedan realmente preciosos y están hechos con ingredientes muy saludables. La base de patata se funde con un poco de queso y unos tomates cherry o zanahorias. Una manera ideal de comer un poco de todo y obtener una cena que despertará sonrisas y alegría. Toma nota de cómo prepararlos.

    Ingredientes:

    • 4 patatas
    • 5 cucharadas de leche
    • 30 gr de mantequilla
    • 60 gr de queso
    • 4 tomates cherry
    • Pimienta
    • Pasas
    • 1 cucharada de aceite
    • Sal

    Elaboración:

    1. Empezamos esta receta, lavando las patatas que serán el cuerpo de estos ratoncitos. Las colocaos en una bandeja de horno con un poco de aceite y las asaremos a 200º durante una hora más o menos. Las podemos preparar al microondas en menos tiempo, a máxima potencia pueden tardar unos 20 minutos en estar preparadas, dependiendo del tamaño.
    2. Cuando estén las patatas listas, esperamos a que se enfríen. Les retiramos la parte superior y las vaciamos por dentro. Sacamos la pulpa y hacemos un puré de patatas.
    3. Añadimos a la pulpa, mantequilla, queso, sal y pimienta. Lo mezclamos todo bien hasta conseguir un puré perfecto.
    4. Rellenamos las patatas con el puré y añadimos un poco más de queso por encima. Las gratinamos unos minutos en el horno. Con la ayuda de las verduras haremos la cara de los ratoncitos.
    5. La cebolleta o un trozo de nabo pueden ser la colita, para la nariz utilizaremos el tomate cherry y los bigotes el cebollino. Los ojos los haremos con las pasas y las orejas con un poco de rabano, tendremos listos unos ratoncitos preciosos y deliciosos.

    Monstruos de sándwich

    Los monstruos de sándwich son una merienda o desayuno perfectos y de lo más originales. Con un poco de pan de molde, embutido y poco más haremos que un triste sándwich cobre una nueva vida y se transforme en algo monstruoso. Un poco de imaginación, habilidad con el cuchillo y muchas ganas de divertirnos cocinando con los más pequeños nos ayudarán a elaborar unos bocadillos llenos de sonrisas. Atrévete a prepararlos.

    Ingredientes:

    • 8 rebanadas de pan blanco
    • 8 aceitunas
    • 4 rebanadas de jamón
    • 4 rebanadas de queso
    • Condimentos
    • 8 palitos

    Elaboración:

    1. Cortamos las rebanadas de pan en forma redonda, podemos ayudarnos con un molde o taza que tenga el tamaño deseado.
    2. Recortamos los bordes en forma irregular a modo de dientes. Untamos el pan con un poco de mantequilla y ponemos en cada sándwich un trozo de jamón y de queso.
    3. Para hacer los ojos pondremos una aceituna rellena unida con un palito. Los niños tendrán la mejor merienda del colegio, sus monstruos darán mucho de qué hablar.

    Gusanito de tomate y hamburguesas

    Los gusanitos de tomate y hamburguesas destacan por su sencillez y resultado final. Estos animales culinarios están hechos con una base de hamburguesas que podemos preparar en casa o comprar ya hechas y unos tomates. La manera de comer carne o de traer a la mesa un plato que les encante y se lo coman sin rechistar es haciendo una comida tradicional mucho más divertida. Con esta cena o comida se quedarán sorprendidos viendo una obra de arte que les alimenta con ingredientes variados y sanos.

    Ingredientes:

    • 6 hamburguesas
    • 1 tomate
    • 2 tomates cherry
    • 1 aceituna
    • Perejil
    • Cebollino
    • Granos de maíz

    Elaboración:

    1. Empezamos esta receta preparando las hamburguesas, para que sean más ligeras las podemos preparar al horno o al vapor.
    2. Seguimos cortando un tomate grande en rodajas y las reservaremos en un plato.
    3. Alternaremos las hamburguesas con las rodajas de tomate hasta formar el cuerpo del gusano.
    4. Para hacerle la cara le pondremos los tomates cherry como ojos, la nariz será una aceituna y los granos de maíz los dientes.
    5. Podemos ponerle las patatas con un poco de cebollino y la cola será una rama de perejil. Será el gusanito más especial que haya llegado a la mesa para alegrar cualquier comida.

    Piruletas de frutas

    Las piruletas de frutas nos permitirán comer estos alimentos de forma distinta. Hay días en los que algunas frutas pueden ser más difíciles de comer, con esta idea convertida en receta veremos como gracias a unas piruletas monísimas desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos. La manera de presentar la comida es la clave principal para que los niños coman cualquier alimento con una gran sonrisa, disfrutando de cada bocado.

    Ingredientes:

    • 1 melón
    • 1 sandía

    Elaboración:

    1. Cortamos el melón y la sandía en rodajas del mismo tamaño.
    2. Con la ayuda de un corta pastas le daremos forma de flores o de corazones.
    3. Insertamos las frutas en palitos de piruletas, podemos darle un poco más de colorido con chocolate fundido.
    4. Mantenemos las piruletas en la nevera hasta que sea hora de consumirlas quedarán más fresquitas y buenas.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias