Recetas fáciles

Receta de Tarta salada de cumpleaños

Tarta salada de cumpleaños
Receta de Tarta salada de cumpleaños
Comentar

La tarta salada de cumpleaños es fácil de hacer y ni siquiera requiere de cocción. Estos son los pasos para que sorprendas a tus invitados.

La tarta salada de cumpleaños es una nueva tendencia para las celebraciones. Este tipo de tartas quizá no tienen mucha receptividad para las celebraciones infantiles, pero si quien cumple años tiene edad adulta o avanzada sabrá apreciar su sabor.  Las tartas saladas son ideales para las personas que se empalagan rápido y no les gusta el dulce. También pueden ser ideales para personas con regímenes dietéticos fuertes, o con diabetes. En realidad, el hecho de que este plato de celebración no sea dulce no implica que le falte un delicioso sabor.

Los embutidos suelen ser los mejores acompañantes de una tarta salada. Alimentos como el queso, el jamón o las aceitunas suelen entrar en este tipo de receta. Estos están integrados en la receta para destacar en medio de una harina levemente salada. La siguiente es una mezcla de alimentos bastante sustanciosa para los comensales…. ¿Te animas a intentarlo?

Ingredientes:

  • Pan de molde sin corteza (molde 10x20)
  • 6 lonchas de jamón serrano
  • 3 cucharadas grandes de queso Philadelphia
  • 3 cucharadas grandes de paté de aceitunas
  • 2 tomates
  • 4 cucharadas colmadas de salsa de tomates casera
  • Film transparente
  • Cómo preparar tarta salada de cumpleaños:

    1. Mezclar en un bol la salsa de tomate con el queso Philadelphia.
    2. Estirar film transparente en la mesa. Colocar tres tapas de pan de molde.
    3. Untar en la tapa superior de los panes la mezcla de queso Philadelphia con la salsa de tomate.Tarta salada de cumpleaños
    4. Cortar el film en tres partes iguales que correspondan a cada pan de molde. Enrollar cada pan con la ayuda del film transparente. Cerrar este plástico por las puntas.
    5. Estirar film transparente en la mesa. Colocar tres panes más sobre el papel plástico.
    6. Untar el pate de aceituna en la cara superior de los panes.
    7. Cortar film como se hizo anteriormente. Enrollar los panes y cerrar el plástico por las puntas.
    8. Reservar los 6 rollos de pan en la nevera.
    9. Picar los tomates en dados y echar un poco de sal, pimienta y aceite.
    10. Quitar el film transparente de los panes enrollados que habían sido reservados en la nevera. El objetivo es hacerlo con cuidado para que los panes no pierdan forma.
    11. Picar los rollos de pan en pedazos del mismo grosor.
    12. Colocar los rollos picados en un molde para tartas. Intercalar un rollo de pan con la crema de queso y tomate y otro con paté de aceituna.
    13. Untar un poco de queso Philadelphia sobre la primera capa. Añadir encima un poco de tomate picado.
    14. Colocar dos rebanadas de pan de molde encima de los tomates para sellar la primera capa de la tarta.
    15. Agregar el resto de la crema echa con el queso Philadelphia y la salsa de tomate.
    16. Añadir el jamón serrano.
    17. Colocar en la parte exterior de la tarta los rollos de pan que quedan.
    18. Agregar los dados de tomate restantes y dos panes más para sellar.
    19. Sellar con film transparente y colocar algo pesado para compactar. Esperar de cuatro horas y desmoldar.

    Si tenemos paciencia y dejamos compactar la tarta durante un día el resultado será mucho mejor. ¿Te apetece un capricho?, esta es la opción ideal.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias