Recetas de postres

Receta de tarta fría de natillas con arándanos sin horno

Receta de tarta fría de natillas con arándanos sin horno
Tarta fría de natillas con arándanos
Comentar

Esta tarta fría de natillas con arándanos sin horno es una versión rápida de un dulce en el que combinamos varios postres en una sola tarta.

Esta tarta fría de natillas con arándanos sin horno es una versión rápida de un dulce en el que combinamos varios postres en una sola tarta. Los arándanos son una fruta que debemos incluir en nuestro menú semanal siempre que sea posible, con este postre las tendremos listas para la acción en un tiempo récord. Las combinaremos con unas natillas de compra que conseguiremos convertir en una base ideal de esta tarta fría. Si quieres disfrutar de una tarta espectacular lista con el mínimo esfuerzo, sin horno, toma nota de esta tarta fría de natillas con arándanos.

Ingredientes:

  • 4 natillas
  • 200 gr de arándanos
  • 150 gr de bizcocho de soletillas
  • 150 ml de leche
  • La cáscara de un limón
  • 200 ml de nata
  • Cómo preparar una tarta fría de natillas con arándanos sin horno

    1. Esta receta es muy fácil de preparar solo necesitamos un molde que forraremos con papel film para poder desmoldar mejor nuestra tarta y una buena materia prima.Receta de tarta fría de natillas con arándanos sin horno
    2. No es necesarios hacerlas al momento, podemos comprar las natillas ya listas y de esta manera será más fácil de completar esta tarta.
    3. Calentamos la leche y la infusionamos con la cáscara de limón para que tenga un sabor cítrico de lo más recomendable.
    4. Mojamos los bizcochos de soletilla en esta leche y los vamos poniendo en la base, uno al lado del otro hasta completarla.
    5. Ponemos esta base en la nevera o en el congelador mientras continuamos con el relleno de esta maravilla.
    6. Batimos la nata montada, le vamos a añadir un poco de azúcar glass para que se mantenga más firme.
    7. Con la nata lista llegará el turno de las natillas. Las vamos a ir incorporando poco a poco a la nata sin dejar de remover, de esta manera nos quedará un relleno de vicio.
    8. Colocamos el relleno sobre la tarta. Lo disponemos bien para que cubra todo el molde y nos quede una tarta visualmente preciosa.Receta de tarta fría de natillas con arándanos sin horno
    9. Lavamos los arándanos y los colocamos de forma que queden bonitos sobre la tarta. De esta manera conseguiremos coronar un plato espectacular.
    10. Los arándanos tienen un sabor peculiar que podemos matizar o endulzar con un poco de azúcar glass antes de servir.
    11. Dejamos en el congelador y sacamos unos minutos antes del final de la cena. Servimos fría, pero que se pueda comer con cuchara. Atrévete a probar esta delicia lista en unos minutos, queda increíble.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias