Recetas de postres

Receta de Flan de leche merengada

Flan de leche merengada
Receta de Flan de leche merengada
Comentar

En verano nos apetecen postres ligeros, ricos y a ser posible sin cocinado al fuego o al horno. Un ejemplo es este flan de leche merengada.

El flan de leche merengada es perfecto como postre un día caluroso, pues no requiere de horneado. Fresco, simple y delicioso, es seguro que va a conquistar paladares, pues tiene sabor a infancia ¿Quién no disfrutó de una rica leche merengada cuando era niño? Este postre tiene origen español, se prepara con leche, clara de huevo, azúcar y canela. La textura está a medio camino entre un batido y un sorbete. El sabor y la frescura era ideal para disfrutar durante el agobiante verano europeo; tanta fama tuvo la leche merengada en Europa, que hasta es protagonista de una conocida canción infantil. Como flan resulta original y sorprendente, para disfrutar con toda la familia.

El flan de leche merengada no solo es un postre sabroso y refrescante. También contiene nutrientes que el organismo necesita para funcionar mejor. Aporta proteínas complejas, calcio, magnesio, hierro y multitud de vitaminas. La leche merengada de antaño era considerada más que una bebida refrescante. Formaba parte de una alimentación equilibrada y sana, pues ayudaba a reponer energías de manera divertida. En la actualidad, incluso es base de otras recetas como esta de flan, simple y rápido de hacer.

Ingredientes:

  • ½ litro de leche
  • 90 gr de azúcar
  • 1 trozo de piel de limón
  • 2 ramas de canela
  • 1 clara de huevo
  • 1 sobre o 6 hojas de gelatina sin sabor
  • Canela molida
  • Preparación de flan de leche merengada:

    1. Calentar la leche en una olla junto con las ramas de canela y la piel de limón.
    2. Cuando comience a hervir, apartar del fuego, tapar y dejar reposar hasta que enfríe.
    3. Hidratar la gelatina. Si se utiliza en hojas, hacerlo en unas cucharadas de agua fría. Si es en polvo, usar un poco de leche.
    4. Montar la clara a punto nieve.Flan de leche merengada
    5. Una vez fría la leche, volver a calentar hasta que rompa el hervor.
    6. Añadir la gelatina hidratada y remover bien para integrar.
    7. Retirar del fuego.
    8. Agregar la clara con movimientos envolventes.
    9. Pasar la preparación por un colador a fin de eliminar grumos.
    10. Colocar el flan en un molde grande o individuales.
    11. Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego reservar el flan de leche merengada en la nevera hasta que cuaje por completo.
    12. Servir espolvoreado con canela molida.

    Cuando el calor aprieta y no tienes ganas de encender el horno, prepara este sencillo flan de leche merengada. Está listo en un momento, lleva pocos ingredientes y resulta tan rico que sorprende. Además, es saludable ¡No tienes excusa para ponerte manos a la obra!

    Lo último en Recetas