Gachas de avena y chocolate

3 postres tradicionales para el Día de Todos los Santos
Comentar

Las gachas de avena y chocolate son una merienda o desayuno realmente espectacular. Se puede preparar en unos minutos y supone una manera saludable de darle a nuestro cuerpo algo dulce. La alegría de llevar a nuestra mesa este postre especial, que hará que todo el mundo disfrute del placer del buen chocolate y además pueda repetir las veces que quiera, es enorme.

El dulce y lo sano no tienen porque ser opuestos, en platos como este vemos lo fácil que es disponer de algo realmente delicioso que nos permite cuidarnos gracias a los beneficios de la avena. Las gachas son un clásico que gustan a todo el mundo y nos transportan a un universo de sabores muy interesante. La textura y el sabor de estas gachas de avena y chocolate no te dejaran indiferente, toma nota de esta receta porque merece la pena prepararla.

Ingredientes:

  • 375 ml de leche de coco
  • 125 ml de agua
  • 80 gr de copos de avena
  • 4 cucharadas de cacao en polvo
  • 8 cucharadas de azúcar de coco o integral
  • Coco rallado
  • Frutos secos
  • Chips de chocolate
  • Cómo preparar gachas de avena y chocolate:

    1. Preparar estas gachas es algo que puedes hacer en menos de 15 minutos, así que las puedes hacer una vez terminada la cena o en el momento que quieras darte ese capricho. Empezamos colocando el cazo con la leche de coco en el fuego.
    2. La leche de coco es una de las bebidas vegetales más utilizadas, también le van muy bien a estas gachas la leche de avellanas o de almendras. Puedes escoger la que más te guste, variará un poco el sabor del plato, pero en esencia quedará igual de delicioso.
    3. Cuando la leche de coco está caliente, incorporaremos la avena. Este será el ingrediente principal, los copos de avena cambian de textura al hidratarse, se volverán mucho más pastosos y consistentes.
    4. Dejaremos que la avena se cocine bien, unos 5 minutos para finalmente retirarla del fuego. La avena suele estar lista cuando su textura ya es totalmente compacta y puede mezclarse mejor con la leche de coco. Si te gustan más finas, puedes darle un punto con la batidora para que queden más homogéneas.
    5. Una vez retiradas las gachas del fuego, añadimos el azúcar y el cacao. Removemos todo muy bien hasta que quede perfectamente integrado. Serviremos las gachas en platos individuales, podemos decorar con coco, frutos secos o incluso chips de chocolate. Quedarán mucho más vistosas y les añadirá un sabor extra muy interesante. Solo nos quedará disfrutar de esta exquisitez tan fácil de preparar.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias