Para amantes de lo intenso

Espinacas al roquefort

espinacas al roquefort
Receta de espinacas al roquefort.
Comentar

Las espinacas al roquefort son perfectas para aquellos amantes del queso que quieran hacerse con una comida saludable. Una manera de comer de forma sana y disfrutar de una mezcla de sabores que es realmente única. Con esta salsa roquefort que acompaña las espinacas tienes un básico con el que puedes acompañar pasta o pizzas. Una cena cualquiera puede ser algo mágico, gracias a la mezcla de estos dos ingredientes que combinan perfectamente entre ellos. Toma nota de esta receta y empieza a pensar en disfrutar de un intenso sabor.

Las espinacas son perfectas para mejorar la actividad metabólica del cuerpo. Para seguir una dieta equilibrada consumir esta verdura de forma regular es muy recomendable. Tiene una cantidad significativa de proteínas y, además, es un alimento bajo en grasas.

Los fitonutrientes de las verduras de talle verde y, en especial, de las espinacas son muy beneficiosos para proteger la piel de los rayos del sol. Ayudan a regenerar la piel después de haber estado expuesta a temperaturas extremas. Se cree que puede ser una manera de prevenir el cáncer de piel.

Ingredientes:

  • 200 gr de espinacas, cortadas y limpias.
  • 50 gr de queso roquefort.
  • 75 ml de crema leche.
  • 10 gr de queso rallado.
  • Sal.
  • Cómo preparar unos espinacas al roquefort:

    1. Las espinacas son una verdura que se cuece en unos minutos. Podemos ponerlas limpias y cortadas en una cazuela con agua. En unos 7 minutos estarán perfectas. Si optamos por comprarlas congeladas, que es una forma muy cómoda de tener siempre a mano esta verdura, seguiremos el mismo procedimiento.espinacas al roquefort
    2. Escurriremos muy bien las espinacas para que no quede nada de agua. Mientras en una sartén añadiremos la crema de leche con el roquefort. No es necesario añadir nada de sal porque el propio queso ya es bastante salado.
    3. Una vez esté el queso bien cremoso con la crema de leche, añadiremos las espinacas. Mezclaremos todo bien para que se integren los sabores y quede todo perfecto. Para darle un toque extra de sabor le daremos un punto de gratinado al horno con un maravilloso queso rallado.
    4. Puedes disponer las espinacas al roquefort en una fuente de horno o en vasitos individuales. Por encima colocar el queso rallado y meterlo en el horno unos 7 minutos hasta que esté dorado el queso. Si a estás espinacas al roquefort le añades un buen carpaccio de bacalao y un bizcocho de nata casero, tendrás un menú de cinco estrellas.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias