Recetas de carne

Receta de Albóndigas en salsa con pimientos y sepia

Albóndigas en salsa con pimientos y sepia
Receta de Albóndigas en salsa con pimientos y sepia
Comentar

Las albóndigas en salsa con pimientos y sepia son un mar y montaña repleto de buenas sensaciones. Esta combinación de ingredientes sorprende por su sencillez y resultado final, prepara el pan y toma nota de una receta impresionante.

Las albóndigas en salsa con pimientos y sepia son un plato de lo más completo. Un mar y montaña que hará las delicias de los paladares más exigentes. Vamos a mezclar dos universos en un solo bocado lleno de sabor. Las albóndigas son un clásico que nunca falla, en este caso, las vamos a preparar con dos tipos de carne, de ternera y de cerdo para que tengan un sabor destacado. La sepia poseerá ese sabor complementario que conseguirá contrarrestar el poder de la carne, sin perder ningún protagonismo. Pero esta receta no estaría completa sin la llegada de un elemento que fusione ambos sabores, una espectacular salsa de pimientos. Prepara el pan y toma nota de estas albóndigas en salsa con pimientos y sepia, quedan increíbles.

Ingredientes:

  • 200 gr de carne picada de ternera
  • 200 gr de carne picada de cerdo
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 250 ml de caldo de carne o pollo
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Harina de trigo
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Laurel
  • 1-2 pimientos rojos

Para la sepia:

  • 1 sepia no muy pequeña
  • Tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Vino blanco
  • Sal

Cómo preparar albóndigas en salsa con pimientos y sepia

  1. La sepia es uno de los protagonistas de este plato, la vamos a convertir en un elemento esencial de esta receta. La lavaremos y limpiaremos, la cortaremos en trocitos del mismo tamaño. Podemos comprarla fresca y que nos la limpien en la pescadería o encontrar un buen producto congelado a nuestra medida.
  2. Preparamos un complemento de sabor, pelamos y ponemos los ajos en el mortero, añadiremos el perejil cortado y lo macharemos todo. Añadiremos un buen chorrito de aceite.
  3. Añadimos la picada en la sartén y le incorporamos la sepia para que se dore. Ponemos el vino blanco para que se ablande la sepia y se cocine más fácilmente. Cuando haya sido evaporado el alcohol le ponemos el tomate, rectificamos de sal y pimienta, dejaremos que se termine de cocinar.
  4. Preparamos las albóndigas, mezclamos la carne, un diente de ajo pelado y cortado, y la cebolla. Hacemos la mezcla y formamos las albóndigas. Las freiremos con un poco de aceite.
  5. Para hacer la salsa ponemos un poco de cebolla y ajo troceados, cuando estén blanditos ponemos los pimientos y la hoja de laurel. Dejaremos que se cocinen con un poco de vino blanco. Trituramos y rectificamos de sal y pimienta.
  6. Unimos todos los ingredientes en la sartén y dejamos que se integren bien durante unos minutos. Tendremos listo un plato con mucha personalidad.

Últimas noticias