Salsas

Guacamole

Guacamole
0 Comentar

El guacamole es uno de los platos mejicanos más internacionales. Y quizá uno de los más difíciles de preparar pese a los pocos ingredientes que contienen.

¿El motivo de esa dificultad? El respeto a su receta original constituida por aguacate machacado, zumo de limón, tomate y chile, y que supone una de las mayores tradiciones.

Son muchas las variedades que han ido surgiendo, como añadir cebolla, ajo, algunas especias, o incluso, mayonesa, pero nosotros intentaremos ajustar lo máximo la nuestra para que disfrutéis de uno de los mejores sabores mejicanos.

Ingredientes:

  • 1 aguacate maduro
  • ¼ de cebolleta
  • Cilantro (2-3 tallos con sus hojas, según te guste más o menos su sabor)
  • Sal
  • El zumo de 1/2 lima
  • 1 o 2 jalapeños o chiles serranos
  • ½ tomate picado

Elaboración:

Guacamole

Abrimos el aguacate por la mitad y le quitamos el hueso. Puedes sacar la carne del aguacate usando una cuchara o pasando un cuchillo a lo largo a ras de la piel. Recomendación: Es muy importante que éste esté maduro, ya que si está demasiado verde no podremos aplastarlo posteriormente. Cuando queráis hacer esta receta podéis comprar el aguacate un par de días antes y dejar que termine de madurar.

Echamos el aguacate en un cuenco lo suficientemente grande como para poder mezclarlo todo y reservamos.

Picamos muy fina una cebolleta. Recomendación: Puedes usar cualquier tipo de variedad de esta hortaliza, pero es mejor una de sabor suave que no tape el sabor del aguacate.

Picamos el cilantro, con tallo y todo, y uno o dos jalapeños. Mezclamos todo con un tenedor machacando bien el aguacate. Lo haremos mejor a mano que con una picadora o una batidora porque el guacamole tiene que tener una textura más cercana a un puré espeso que a una crema suave.

Aunque algunos dudan de si está en la receta original, está bastante extendido el añadir zumo de limón o lima así que usaremos el zumo de media lima. Consejo: La lima tiene un sabor más fuerte que el del limón así que pruébalo antes y elige el que más te guste.

Guacamole

Troceamos el tomate y lo echamos sin piel ni semillas. Añadimos un poquito de sal. Si quieres, además, puedes agregar un chorrito de aceite de oliva.

Y eso es todo. A partir de aquí puedes probar tus propias versiones, prescindiendo del jalapeños si el plato al que acompaña ya lo lleva, añadiendo media cucharadita de pimentón picante o cayena molida, o agregando un sutil toque de comino.

Hay salsas picantes hechas a base de chile chipotle que le dan una sabor increíble gracias al chile ahumado macerado en vinagre aunque si optas por usarlas no le añadas ni la lima ni la cayena porque son sabores que sumarían más acidez y picante.

Un guacamole sencillo, básico, que supone el perfecto acompañamiento o entrante junto a los típicos nachos.

Sugerencia: No dudéis en experimentar con el guacamole, ya que es un plato que da mucho juego por su textura y su sabor. Podéis ponerlo como base en un tartar de salmón convirtiendo a este en algo muy singular.

 

 

 

Resumen
recipe image
Receta
Guacamole
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas