Recetas fáciles

Receta de Sopa de cebolla casera

Sopa de cebolla casera
Receta de Sopa de cebolla casera
Comentar

La sopa de cebolla casera es un plato completo y sencillo que se cocina en un abrir y cerrar de ojos. Toma nota de cómo cocinar este clásico infalible.

La sopa de cebolla casera es uno de los platos de cuchara más populares del mundo. Con unos ingredientes básicos vamos a crear una sopa exquisita. Incorporar la cebolla a un menú semanal y hacerlo de la mejor manera posible será uno de los motivos para que preparemos este plato. Esta sopa se creó durante una época de hambruna que hacía que solo algunos ingredientes estuvieran disponibles. Una combinación accidental que nos ofreció un plato muy especial, con mantequilla, cebollas y harina, se conseguía aprovechar el pan del día anterior de una forma sorprendente. Toma nota de esta receta de sopa de cebolla casera, es muy fácil de preparar y está deliciosa.

Ingredientes:

  • 3 cebollas medianas
  • 45 gr de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 7 gr de azúcar blanco
  • 100 ml de vino blanco
  • 1,5 l de caldo de carne
  • Pan en rebanadas
  • Queso emmental
  • Queso parmesano
  • Pimienta negra molida
  • Cómo preparar sopa de cebolla casera

    1. Empezamos esta sopa preparando el ingrediente principal. Vamos a pelar y cortar las cebollas, las dejaremos lo más finitas posibles para que puedan integrarse mejor en cada cucharada. Reservaremos mientras seguimos con el resto de los ingredientes.
    2. Ponemos en una sartén un poquito de mantequilla. Le daremos poca intensidad al fuego, este ingrediente puede quemarse con mucha facilidad y no nos interesa que este hecho suceda.
    3. Cuando la mantequilla esté fundida le ponemos la cebolla. Dejaremos que se vaya pochando durante unos minutos, hasta que esté transparente, en ese momento le ponemos el azúcar y la sal.
    4. Deberá quedar doradita, así que la dejaremos unos 20 minutos hasta que esté en ese tono, sin llegar a quemarse.
    5. En otro cazo seguiremos calentando el caldo de carne, podemos usar un caldo de verduras. Lo importante es hidratar esta sopa y darle un poco de sabor, si nos gusta más otro tipo de caldo podemos ponerlo.
    6. Con la cebolla dorada, le añadimos la harina. Removemos durante unos 3 minutos como si se tratará de la base de una bechamel. En ese momento vamos poniendo poco a poco el caldo y el vino blanco.
    7. Dejaremos que se vaya cocinando, rectificaremos de sal y pimienta. Debe quedar una sopa muy equilibrada teniendo en cuenta que le pondremos por encima un poco de queso.
    8. Ponemos la sopa en cuencos individuales, le añadimos una rebanada de pan y el queso por encima. Lo ideal es darle un punto de cocción en el horno antes de servir para que quede la parte de arriba crujiente.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias