Recetas fáciles

Receta sencilla de patatas bravas caseras

Patatas bravas caseras
Receta sencilla de patatas bravas caseras
Comentar

La preparación de esta receta sencilla de patatas bravas caseras no tiene complicaciones. Toma nota de sus pasos y no dejes de probarlas.

La receta sencilla de patatas bravas caseras es una manera fácil de preparar este popular plato de la cocina mediterránea. Tuvo su primera aparición en un bar de Madrid, España, alrededor de los años sesenta. Se servía en la mesa como tapa; estas patatas eran acompañadas por una salsa de color intenso con sabor picante y por ello el nombre de “patatas bravas”. En la postguerra, debido a la escasez de alimentos, se acentuó el tapeo como costumbre de la gastronomía mediterránea. El racionamiento fue tal que sólo se permitía consumir un solo plato por comensal. Los bares ofrecían pocas opciones en sus cartas, siendo las patatas bravas las de precio más asequible.

La patata es un tubérculo que posee maravillosas propiedades. Contiene ácido alfa lipoico que favorece al control del nivel de glucosa en sangre. Este elemento también ayuda a la vasodilatación y a proteger la retina. La patata también  contiene en su piel importantes concentraciones de flavonoides que favorecen la función antioxidante de las células.

Ingredientes:

  • 4 patatas medianas
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva para freír
  • Para la salsa brava:

    • 1 cebolla
    • 2 cucharaditas de pimentón picante en polvo
    • 1 taza de agua
    • 2 cucharadas de harina de trigo
    • 2 dientes de ajo
    • 3 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cucharadita de sal

    Cómo preparar la receta sencilla de patatas bravas caseras

    1. Pelar y cortar la cebolla y el ajo en trozos muy finos.
    2. En una sartén, verter tres cucharadas de aceite de oliva. Calentar a fuego medio-bajo.
    3. Cuando haya calentado el aceite, incorporar la cebolla, el ajo y una pizca de sal. Cocinar a fuego medio-bajo durante 8-10 minutos hasta que cristalicen las verduras. Remover.
    4. A continuación, añadir la harina de trigo a la sartén. Remover constantemente durante 2 minutos para que se cocine.
    5. Transcurrido el tiempo, agregar el pimentón picante en polvo. Mezclar y remover constantemente durante unos segundos.
    6. Si no se desea el plato muy picante, puede echarse pimentón dulce, o bien una mezcla de ambos.
    7. Añadir la taza de agua poco a poco a la sartén sin dejar de remover. Debe evitarse la formación de grumos. Cocinar durante 3 minutos a fuego bajo.
    8. Triturar todos los ingredientes de la salsa brava en un procesador de alimentos, hasta obtener una salsa homogénea y algo espesa. Reservar.
    9. Pelar y cortar las patatas en trozos del tamaño de un bocado.
    10. Lavarlas con abundante agua para retirar la mayor cantidad de almidón Dejar escurrir y secar con papel absorbente.
    11. En una sartén, verter suficiente aceite de oliva. Incorporar las patatas y calentar a fuego bajo. Freír durante 20 minutos.
    12. Transcurrido el tiempo, subir el fuego a alto y cocinar durante 2-3 minutos hasta cuando se doren las patatas.Patatas bravas caseras
    13. Retirar las patatas con una espumadera y colocarlas sobre papel absorbente. Aún calientes, espolvorearle un poco de sal.
    14. Al servir, agregar salsa brava a las patatas por encima. 

    Si te gusta el picante, prepara esta receta sencilla de patatas bravas caseras. Es un plato que encanta por su textura y sabor. Reúnete y comparte este plato en buena compañía.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias