Cocina

Los errores más frecuentes a la hora de congelar alimentos

Los errores más frecuentes a la hora de congelar alimentos
Los errores más frecuentes a la hora de congelar alimentos
Comentar

El congelador es hoy en día una herramienta más a la hora de mantener los alimentos en perfectas condiciones en la cocina.

El congelador es hoy en día una herramienta más a la hora de mantener los alimentos en perfectas condiciones en la cocina. El ritmo de vida actual hace que muchas veces se opte por dejar la comida hecha. Para conservarla, nada mejor que un buen congelador y una técnica que ayude a que cada uno de los alimentos se mantengan en perfectas condiciones. Se calcula que se cada casa congela un 80% del producto que compra fresco. Parece una buena idea, pero realmente no lo es, porque en un congelador convencional no se tienen los mecanismos necesarios para conseguir un resultado óptimo. Toma nota de estos errores que debes evitar a la hora de congelar alimentos frescos.

Principales errores a la hora de congelar alimentos

Los errores más frecuentes a la hora de congelar alimentos

Un buen congelador es una herramienta necesaria. Hay tres tipos de congeladores, mecánicos criogénicos y por chorro de aire. En general escoger esta pieza es una de las claves del éxito en cualquier proceso de congelación. Congelar con papel film es algo que hacemos con demasiada frecuencia. Aunque envolver bien el producto es algo fundamente debemos tener en cuenta una serie de errores que el congelador comete sin darnos cuenta.

  • El agua de fuera del alimento se puede congelar antes que la de dentro. Este paso es algo que puede suceder si ponemos los alimentos lavados antes de envolverlos o en un ambiente húmedo.
  • Se pierde humedad o se producen quemaduras por congelación. Si la temperatura de congelación no es la adecuada, el fracaso es casi seguro.
  • Los alimentos dañados son fuente de microbios. Si la comida se descongela mal pueden aparecer una alteración de la fuente microbiana.
  • La textura cambia especialmente en carnes cuando se oxida. Los aminoácidos son los más perjudicados de este proceso que puede suceder.
  • El color y el sabor pueden ser muy distintos. El sabor y los aromas se ven modificados si durante el almacenamiento, la congelación y la descongelación las piezas sufren cualquier contratiempo o golpe en el congelador.
  • La pérdida de nutrientes puede ser una realidad. Las reacciones de oxidación son siempre las causantes de que se pierda valor nutritivo.
  • >
    En países como Japón existe un servicio de congelación a domicilio. Se compra el producto fresco y un vehículo especializado es el encargado de congelarlo correctamente y entregarlo al cliente. Este país es uno de los precursores de la congelación magnética, una de las mejores formas de congelar cualquier alimento fresco en perfectas condiciones.

    Temas

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias