Recetas fáciles

Receta de Brochetas de pollo crujiente

Brochetas de pollo crujiente
Receta de Brochetas de pollo crujiente
Comentar

La receta de brochetas de pollo crujientes son una maravillosa manera de comer pollo. Con unos sencillos ingredientes y un rebozado de excepción cocinaremos una tapa de lo más especial.

Estas brochetas de pollo crujientes son una auténtica delicia. Para este tipo de rebozado podemos utilizar la parte del pollo que más nos guste o que tengamos a mano. La única condición es que esté perfectamente deshuesada para que sea mucho más fácil de comer. El hecho de convertirse en una brocheta nos permite poder disfrutar de esta receta en cualquier parte. Lo único que vamos a necesitar es hacernos con un rebozado ideal y extra crujiente. Los copos de maíz son el ingrediente que necesitamos para poder hacer un plato perfecto. Toma nota de estos ingredientes y ponte manos a la obra con una receta de lo más fácil y deliciosa.

Ingredientes:

  • Pechuga de pollo
  • Salsa de soja
  • Oporto
  • Harina
  • Huevo
  • Copos de maíz
  • Cómo preparar brochetas de pollo crujiente

    1. Vamos a empezar esta receta preparando la carne de pollo, en este caso nos servirán unas pechugas. Las vamos a limpiar por si ha quedado cualquier pielecilla y las cortaremos en tiras o cuadraditos del mismo tamaño, de esta manera se cocinarán a la vez.
    2. Disponemos el pollo en un recipiente que podamos tapar. La gracia de esta receta estará en un marinado muy intenso. Vamos a añadirle salsa de soja y oporto. Las cantidades son un poco al gusto. Estos dos sabores la soja y el vino Oporto se complementarán, tendremos la cantidad de sal y de sabores dulces que necesitamos.
    3. Podemos dejar el pollo marinándose unos minutos o unas horas antes y empezar las brochetas en el momento de sentarnos a la mesa. La carne de pollo es una de las que más rápidamente se cocinará.
    4. Colocamos cada trozo de pollo en un pincho de madera para poder empezar a crear las brochetas perfectas.
    5. Preparamos dos platos, uno con harina y el otro con el huevo batido, estos dos ingredientes son los de un rebozado convencional.
    6. Para darle un punto extra de crujiente vamos a colocar los copos de maíz en otro plato. Pasamos las brochetas primero por la harina, después por el huevo y finalmente por los copos de maíz, deberán quedar perfectamente recubiertas.
    7. Esperamos a que el aceite de la sartén esté bien caliente. Vamos friendo las brochetas poco a poco hasta que consigan tener el color y la textura adecuados. Pasados unos minutos las colocamos sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite. Tendremos lista una tapa perfecta que podemos complementar con una salsa de tomate o una mayonesa convencional.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias