Recetas con chocolate

Receta de Bombones helados sin azúcar añadido

Bombones helados sin azúcar añadido
Receta de Bombones helados sin azúcar añadido
Comentar

Los bombones helados sin azúcar añadido es una receta para crear un postre impresionante. Toma nota de cómo se preparan de forma fácil y rápida.

Estos bombones helados sin azúcar añadido son el sueño de una noche de verano. Podremos conseguir este bocado increíble y delicioso en nuestro día a día, la realidad superará cualquier pensamiento en recetas como ésta. Vamos a hacer un postre helado con chocolate light, disfrutaremos de este dulce de forma mucho más saludable y las veces que queramos. Cuidarnos nunca ha sido tan sencillo. Utilizaremos un cacao sin azúcar y lo endulzaremos con un poco de Stevia uno de los ingredientes imprescindibles para cualquier dieta. Toma nota de estos pasos y podrás cocinar unos bombones helados sin azúcar exquisitos en un tiempo récord.

Ingredientes:

  • 2 pastillas de chocolate para postres sin azúcar
  • 300 gr de nata montada para el relleno
  • 80 gr de edulcorante vegetal Stevia en polvo
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • Aroma de vainilla
  • Un poco de sal
  • Cómo preparar bombones helados sin azúcar añadido

    1. Para estos bombones utilizaremos un chocolate sin azúcar añadido, en el mercado existen infinidad de marcas que nos ofrecen esta opción. El chocolate es un ingrediente con muchas buenas propiedades que gracias a estos productos podemos degustar sin miedo a las grasas añadidas.
    2. Vamos a empezar esta receta preparando una especie de almíbar ligero. Ponemos un poco de Stevia y le añadiremos las yemas de huevo. Mezclamos bien con agua para aligerar esta primera mezcla.
    3. Batimos todo junto y lo ponemos al baño maría. Vamos aplicando el calor necesario poco a poco mientras removemos, veremos que la mezcla va espesando consiguiendo la consistencia de almíbar que queremos obtener.
    4. Seguimos con el chocolate, vamos a ponerlo en un recipiente con una pizquita de sal para potenciar su sabor al microondas. Encendemos el microondas a potencia máxima durante unos segundos, vamos viendo si se va fundiendo. De esta manera evitaremos que se queme.
    5. Montaremos la nata con las varillas eléctricas y le añadimos el aroma de vainilla. La dejaremos preparada para poder mezclarla con el chocolate, pero solo una parte, la otra, la reservaremos.
    6. La parte de la nata que no hemos mezclado con el chocolate fundido la vamos a poner con un poco de cacao en polvo.
    7. Ponemos todo en un bol y le incorporamos el almíbar. Disponemos esta mezcla en moldes, podemos usar la cubitera o de cupcakes si queremos que sean más grandes. Colocamos en el congelador durante unas dos horas.
    8. Mientras preparamos la cobertura. Fundiremos un poco más de chocolate y lo pondremos por encima cuando estén desmoldados. Los reservaremos en el congelador hasta el momento de servir.

    Lo último en Recetas