Recetas de salsas

Receta de Salsa de tomate casera

Salsa de tomate casera
Receta de Salsa de tomate casera
Comentar

La salsa de tomate casera es un completo ideal para casi cualquier plato. Toma nota de cómo se crea este básico imprescindible de cualquier cocina.

La salsa de tomate casera es un básico que debemos preparar lo más rápidamente posible para asegurarnos un fondo de recetas perfecto. Una salsa boloñesa o un pollo con aires mediterráneos, muchas son las opciones que esta salsa nos ofrece. Este tipo de ingrediente solemos comprarlo hecho, pero nada tiene que ver con una auténtica salsa casera, el sabor se multiplica por mil. Esta salsa es muy natural se cocina a base de verduras, pimientos y tomates, se fusionarán con la cebolla y el ajo. Para prepara esta salsa de tomate casera se necesita mucho amor y buenos ingredientes, atrévete a probarla, su sabor te conquistará.

Ingredientes:

  • 2 kg de tomates pera
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 poquito de orégano
  • 1 poquito de perejil fresco
  • 1 cucharada de azúcar blanco
  • ½ cucharada de sal
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar salsa de tomate casera

    1. Empezamos esta salsa con los tomates. En este caso la mejor opción son unos tomates pera que se utilizan específicamente para esta salsa, aunque podemos utilizar cualquiera que nos guste o tengamos en ese momento en la nevera.
    2. Escaldamos los tomates en agua hirviendo. Les haremos una cruz y los pondremos en el agua unos segundos. De esta forma se pelarán más fácilmente. Cuando estén pelados los troceamos y reservaremos.
    3. Seguimos con la cebolla, la pelaremos y picaremos muy fina para que se convierta en el fondo de la salsa. Lavamos los pimientos y los cortamos en trocitos que colocamos con la cebolla. Repetiremos la operación con los ajos, si no nos gusta demasiado este ingrediente podemos ponerle menos cantidad.
    4. En una olla ponemos aceite en cantidad, le incorporamos la cebolla, el pimiento y el ajo. Removemos un poco antes de ponerle el azúcar y la sal. Dejaremos que se pochen unos minutos.
    5. Cuando estén estos ingredientes blanditos le pondremos los tomates. Rectificaremos de sal y pimienta, son un ingrediente que suele aportar un dulzor especial.
    6. En ese momento le ponemos también la pimienta, el orégano y el perejil. Dejaremos que se cocinen a fuego lento durante una hora aproximadamente. Cuando esté lista la salsa la trituramos con la batidora directamente en la olla.
    7. Tendremos lista una salsa casera que podremos congelar para tener siempre lista y crear platos deliciosos. Atrévete a probar unos espaguetis con esta salsa y un poco de queso, estarán increíbles, no necesitarás nada más para triunfar por todo lo alto.

    Lo último en Recetas