Recetas de pan y bollería

Pan integral con semillas, receta fácil de preparar y deliciosa

Pan integral con semillas, receta fácil de preparar y deliciosa
Pan integral con semillas, receta fácil de preparar y deliciosa
Comentar

El pan integral con semillas casero es un placer que nos ayudará a cuidarnos un poco más.

Receta de Pan sin amasar

Receta de Pan milagro

Receta de cómo hacer pan casero en casa

El pan integral con semillas es una receta fácil de preparar, deliciosa y muy útil. Un básico que necesitamos cocinar y disfrutar siempre que nos apetezca. El pan hecho en casa es de los pocos que puede ser 100% integral, en los supermercados no encontramos esta delicia con tanta cantidad de este tipo de harina. En general, se suele mezclar la harina convencional de trigo en un porcentaje más o menos alto de harina integral, en este caso será totalmente integral. Una aportación extra de fibra y del Omega 3 de las semillas que tampoco podremos dejar escapar. Atrévete a preparar un pan integral con semillas que parecerá sacado de una panadería de forma fácil y rápida en casa.

Ingredientes:

  • 600 gr de harina integral
  • 1 sobre de levadura seca o 25 gr de levadura fresca
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 o 5 cucharadas de semillas (sésamo, girasol, lino, chía, amapola)
  • 1 vaso de agua tibia
  • 1 vaso de aceite
  • Cómo preparar un pan integral con semillas

    1. El pan es uno de los básicos de toda cocina que tiene unos ingredientes low cost. No solo nos ahorraremos dinero cada día, también ganaremos en salud y disfrutaremos de un pan extraordinario.
    2. Un pan casero nos puede costar menos de la mitad, siendo mucho más saludable que los que encontramos en la mayoría de las tiendas o supermercados, al ser elaborado con productos 100% naturales y no estar congelado.
    3. Preparar pan en casa es muy sencillo, la parte más complicada es buscar esos ingredientes adecuados. Este pan lo podemos personalizar para que nos quede perfecto con los sabores que más nos gusten.
    4. El tipo de semilla será la que más nos guste o una mezcla de varias. La idea es permitir que esta base de todo tipo de elaboraciones quede siempre perfecta y nos sirva de forma de experimentar.
    5. Podemos variarlas para que el pan tenga un acabado diferente cada día, o hacer una mezcla de varias para que se fusionen en la harina integral.
    6. Una de las grandes ventajas de hacer el pan en casa es que podemos adaptarlo íntegramente a nuestras necesidades.
    7. Empezamos por la harina. Tamizamos la harina en un bol, de esta manera no nos quedará ningún grumo y tendremos listo un pan perfecto en menos tiempo.
    8. Simplemente la pasamos por un colador para evitar que haya cualquier impureza. La harina integral suele ser más gruesa que la convencional, pero también tiene menos tendencia a crear grumos.
    9. Hacemos un volcán con la harina. En el centro colocamos dos cucharadas de sal y el aceite. Será los primeros ingredientes en entrar en acción.
    10. Calentamos el agua en el microondas, debe quedar tibia para que el efecto de la levadura sea mucho más efectivo.
    11. Este paso es importante, si nos pasamos y está muy caliente, en lugar de ayudarnos a crear un pan esponjoso eliminará por completo el efecto de la levadura.
    12. En el agua disolveremos la levadura, de esta manera se integrará mejor en esta masa que necesita mucho amor y un poco de trabajo.
    13. Ponemos el agua con la levadura en el centro y empezamos a mezclar todos los ingredientes. Del exterior al interior vamos amasando hasta que no se pegue nada en las manos.
    14. No debemos tener prisa cuando preparamos un pan casero, la masa es la auténtica protagonista de una elaboración tradicional que siempre quedará bien.Pan integral con semillas, receta fácil de preparar y deliciosa
    15. La masa debe sentir el efecto de la levadura y eso puede costar unos minutos. El buen pan de pueblo, esponjoso y delicioso requiere su tiempo.
    16. Dejamos que repose en un lugar cálido de la casa unos 45 minutos. Pasado este tiempo le damos forma y colocamos en una fuente para horno.
    17. Podemos hacer una versión grande o pequeñas para la merienda o el desayuno. Una opción es amasar 1 día a la semana para disfrutarlas todas las jornadas.
    18. El pan hecho en casa no se pone duro tan rápidamente, nos durará más en perfectas condiciones, por lo que nos cundirá mucho más ese esfuerzo que estamos haciendo.
    19. Haremos dos cortes encima en diagonal. Si queremos, podemos añadir más semillas por encima como decoración.
    20. Tendremos el pan listo para hornear. A 180º tardará unos 35 minutos en estar perfecto. Comprobamos el resultado y retiramos del horno.
    21. De esta manera tan sencilla habremos cocinado el pan integral con semillas más saludable y fácil de preparar que existe. Solo nos quedará disfrutarlo siempre que nos apetezca.

    Preparar pan en casa puede ser una forma automática de cuidarnos. Dedicar las mañanas del sábado a limpiar la casa y a preparar pan mientras hacemos las tareas del hogar es una realidad. El dinero que ahorramos lo podemos invertir en otras aficiones o tareas, además de la motivación económica, también ganaremos en salud, la fibra de este pan no es comparable con la de un pan convencional.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias