Recetas de carne

Receta de albóndigas holandesas

Albóndigas holandesas
Receta de albóndigas holandesas
Comentar

Si te aburre la monotonía en tu menú, apunta los pasos de esta receta de albóndigas holandesas. Te sorprenderá su sabor.

Las albóndigas holandesas se llaman también bitterballen. Son pequeñas bolas de carne empanadas con huevo batido y pan molido y fritas en abundante aceite, lo cual les da una textura especial y agradablemente crujiente. Se hacen combinando carne de vaca o ternera y carne de cerdo, y suelen servirse como un snack en bares y pubs para acompañar con una bebida amarga, como la cerveza (de ahí el nombre de bitter).

Estas albóndigas se parecen mucho a las croquetas, pero se distinguen de las croquetas normales porque utilizan caldo de carne para unir los ingredientes en lugar de salsa bechamel, y la forma es redonda, de unos tres centímetros de diámetro o un poco más grandes, mientras que las croquetas suelen hacerse alargadas.

Ingredientes:

  • 200 gramos de carne de ternera picada
  • 200 gramos de carne de cerdo picada
  • 300 ml de caldo de carne
  • 30 gramos de harina
  • 20 gramos de mantequilla
  • ½ cebolla
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 huevo batido con un chorrito de agua
  • Pan rallado y harina para empanar
  • Cómo preparar las albóndigas holandesas:

    1. Preparar un caldo de carne.
    2. Triturar la cebolla y el perejil por separado.
    3. En una sartén, echar la mantequilla y la cebolla triturada.
    4. Al dorarse, añadir la harina, remover bien para que no se quemen ni la cebolla ni la harina.
    5. Incorporar poquito a poco el caldo, removiendo constantemente para que se vaya uniendo con la mezcla de harina (exactamente igual a la preparación de la bechamel).
    6. Al tener la textura deseada para las albóndigas (más o menos espesa), incorporar las carnes y el perejil. Salpimentar.
    7. Remover bien con cuchara de madera, hasta que las carnes estén bien desmenuzadas y la mezcla se vea homogénea.
    8. Pasar la carne a una bandeja ancha y baja para enfriar.
    9. Una vez fría, meter a la nevera cubierta con papel film de un día para otro.
    10. Al día siguiente se preparan las albóndigas holandesas: poner un plato con harina, otro con huevo batido y otro con pan rallado.
    11. Tomar un poco de la mezcla y formar bolas del tamaño deseado, pasarla por harina, luego por el huevo y terminar con el pan rallado.
    12. Es recomendable que se vuelvan a meter en la nevera media hora una vez formadas las croquetas, para que no se abran cuando se frían.
    13. En abundante aceite freír las croquetas. Ponerlas en papel absorbente.Albóndigas holandesas

    Espera un par de minutos y luego sirve estas albóndigas holandesas calientes con mostaza y kétchup, si te gusta. Lo ideal sería acompañarlas con una buena cerveza, preferiblemente del país.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias