Recetas de pato

Receta de Pato al horno con miel

Pato al horno con miel
Receta de Pato al horno con miel
Comentar

El pato al horno con miel es un receta muy especial. Una carne con una cobertura crujiente que tendrá en la miel a su principal aliado harás las delicias de los amantes de la buena mesa.

El pato al horno con miel es una receta de lo más especial. La carne de pato la solemos reservar para ocasiones especiales, aunque en realidad puede convertirse en la protagonista de un menú semanal muy equilibrado. Este tipo de carne tiene la cantidad de grasa justa, posee además, un sabor más intenso y una textura que la hace muy deseada. El hecho de que esté cocinado al horno ayudará a eliminar una buena cantidad de grasa y, además, es una técnica muy sencilla de realizar. Con el toque de miel, le daremos ese contraste que combina de maravilla con un tipo de carne noble como éste. Atrévete con un plato que se convertirá en uno de los más deseados de tu cocina, toma nota de cómo preparar un pato al horno con miel exquisito.

Ingredientes:

  • 1 pato
  • 400 gr de patatas
  • 1 rama de apio
  • 2 zanahorias tiernas
  • 150 gr de cebollitas
  • 150 gr de ciruelas pasas
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de miel líquida
  • 1 cucharada de vinagre de vino
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen
  • Cómo preparar un pato al horno con miel

    1. El pato al horno con miel es muy sencillo de cocinar, la primera parte de esta receta consistirá en buscar los mejores ingredientes posibles. El pato debe estar preparado para ir directamente al horno, lo podemos limpiar nada más llegar a casa, quitarle cualquier pielecilla o impureza que pueda haber quedado.
    2. Seguiremos con las cebollitas, las vamos y pelar y dejar enteras. Son un maravilloso complemento para todo tipo de carnes. Lavaremos el apio y las zanahorias, las vamos a cortar en rodajas para que cocinen más rápidamente.
    3. Colocamos estas verduras en el fondo de una fuente para horno con un buen chorrito de aceite. Las salpimentamos al gusto.
    4. Llega el turno del pato, lo dispondremos sobre las verduras, salpimentamos la carne y colocamos en el horno. Para que se cocine a la perfección deberá estar unas 2 horas a 180º.
    5. Cuando haya pasado este tiempo, el pato estará dorado por fuera y tierno por dentro. Le daremos la gracia que necesita esta carne. En un cuenco colocamos la salsa de soja con la miel y un poquito de pimienta.
    6. Pintamos el pato con esta mezcla y volvemos a poner en el horno. De esta manera se creará una parte externa que destacará por un sabor especial. Vamos pintando el pato cada 40 minutos hasta que esté listo.
    7. Retiramos la grasa que pueda haber soltado el pato y servimos con las verduras de fondo. Tendremos listo un plato espectacular y muy sencillo de preparar.

    Últimas noticias