Recetas de postres

Receta de Mousse de sandía

Mousse de sandía
Receta de Mousse de sandía
Comentar

La receta de mousse de sandía es un postre ligero y delicioso que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Toma nota de cómo cocinar un dulce saludable de los que hacen historia.

La receta de mousse de sandía es un imprescindible para cuidarnos y disfrutar de un postre ligero. La delicadeza de esta mousse se consigue con un ingrediente básico de lo más especial, una sandía. Esta fruta es una de las más deseadas debido a su alto contenido en agua, se convertirá en un diurético natural y base de un dulce exquisito. Para complementar esta fruta le añadiremos un poco de nata montada, que será la encargada de darle esa textura que buscamos. La gelatina conseguirá mantener la consistencia necesaria de esta mousse que no necesitará mucho más para estar estupenda. Toma nota de estos pasos para crear una mousse de sandía de lo más especial.

Ingredientes:

  • 500 gr de sandía limpia
  • 80 gr de azúcar o edulcorantes líquidos
  • 6 hojas de gelatina
  • 200 ml de nata para montar
  • Unas hojas de hierbabuena o menta para decorar
  • Cómo preparar una mousse de sandía

    1. Para esta mousse de sandía el ingrediente principal deberá ser el más adecuado. Vamos a conseguir una sandía de buen tamaño, sin la corteza y la pulpa deberemos hacernos con 500 gramos que usaremos como base de este plato.
    2. Cortamos la sandía en taquitos y la trituramos, podemos dejar unas bolitas para decorar el plato al final, con un sacabolas convencional quedarán de maravilla.
    3. Ponemos la gelatina en remojo para que se hidrate durante 5 minutos. Mejor en agua fría, será la manera perfecta para que las hojas de gelatina nos aporten sus mejores propiedades.
    4. Seguimos con la nata, la vamos a montar en frío, de esta manera quedará mucho mejor. Podemos usar las varillas eléctricas, es mucho más rápido y conseguiremos llegar a la textura adecuada en menos tiempo. Cuando tenemos la nata montada la dejamos en la nevera para que no pierda volumen ni temperatura.
    5. Calentamos el vaso de puré de sandía en el fuego. Le vamos a añadir la cantidad justa de azúcar, dependiendo de nuestros gustos. Si queremos prescindir de este ingrediente nos sirve cualquier edulcorante natural con menos grasas.
    6. Removemos hasta que el azúcar se haya integrado en la sandía. Retiramos del fuego y colocamos la gelatina escurrida. Se deberá disolver en esta mezcla, cuándo estén todos los ingredientes mezclados reservamos hasta que se haya enfriado.
    7. Con las dos mezclas frías las vamos a unir, colocando la nata poco a poco para que no pierda nada de textura. Lo ideal es utilizar movimientos envolventes hasta que se cree la perfecta mousse de sandía.
    8. Colocamos en la nevera hasta la hora de servir, decoramos con unas bolitas de sandía y unas hojas de menta. Tendremos listo un postre impresionante y ligero.

    Lo último en Recetas