Recetas de aperitivos

Receta de Moules et frites

moules et frites
Receta de moules et frites
Comentar

Un buen plato de mejillones con patatas fritas siempre es un placer gastronómico. Apunta esta receta de moules et frites y te sorprenderá.

Los moules et frites son un plato típico de Bélgica, para disfrutar y olvidarse un poco de las calorías. Para los amantes de los mariscos y las patatas fritas, con esta receta tienen la combinación de los dos productos. Los mejillones al vapor con patatas fritas resultan un bocado sabroso y sencillo para compartir con los amigos, junto a una buena cerveza belga. Estos mejillones con patatas fritas se comen alrededor de toda Europa, aunque su origen está en Bélgica. Este país fue el primero en adoptar el cultivo de patatas en reemplazo del trigo. Resultaban un alimento ideal para pasar el invierno, sobre todo fritas. Los mejillones eran considerados comida de campesinos, y por ello ambos se unieron para crear un plato muy común en las casas belgas.

Ahora es posible encontrar distintas variantes en la cocción de los mejillones. Todas las recetas son deliciosas y abundantes. Las patatas se fríen en dos tiempos, para que queden cremosas por dentro y bien crujientes por fuera. Los moules et frites hechos en casa quedan tan ricos como los que se sirven en los restaurantes de Bélgica.

Ingredientes:

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 ½ taza de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 1 chalota
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 ramita de tomillo
  • 3 patatas
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Mayonesa
  • Cómo preparar moules et frites:

    1. Lavar los mejillones y retirarles las barbas. Descartar los que tengan la concha rota o estén abiertos.
    2. Calentar una olla con un poco de aceite.
    3. Picar la cebolla, la chalota y los ajos finamente.
    4. Sofreír durante cinco minutos.
    5. Agregar los mejillones junto con el perejil y el tomillo picado.
    6. Añadir el vino.
    7. Subir el fuego para que se evapore el alcohol.moules et frites
    8. Cuando el vino comience a hervir, bajar el fuego, tapar la olla y cocinar durante cinco minutos o hasta que todos los mejillones se hayan abierto.
    9. Salpimentar al gusto.
    10. Pelar las patatas y cortarlas en bastones.
    11. Calentar una sartén a fuego suave con abundante aceite.
    12. Freír las patatas sin que lleguen a dorarse.
    13. Escurrir sobre papel absorbente, colocar en un recipiente hermético y llevar al refrigerador hasta que estén bien frías.
    14. Volver a calentar el aceite, esta vez a fuego fuerte.
    15. Retirar las patatas del refrigerador y freírlas hasta que queden doradas.
    16. Escurrir y salar.
    17. Servir los mejillones directamente en la olla, junto a las patatas y un cuenco con mayonesa.

    Los moules et frites son especiales para compartir, las diferentes texturas y sabores sorprenden a todos los paladares. Son muy ricos y tentadores ¡No dejes de probarlos!

    Lo último en Recetas