Recetas saludables

Fresas con limón

Fresas con limón
Receta de fresas con limón fácil de preparar
Comentar

Las fresas con limón son una manera maravillosa de comer esta fruta. Las fresas son un alimento con pocas calorías que nos aportan una cantidad mínima de azúcar, de sabor suave y con una textura que suele gustar a todos. Su cantidad de vitamina C es uno de los grandes alicientes para consumirlas regularmente. Con este ingrediente podemos crear cremas, postres, helados, mousse o cualquier otro dulce, combinará a la perfección con casi todos los ingrediente. Mezclarlas con el limón nos permitirá conservarlas y ofrecernos sus mejores propiedades en un solo bocado. Toma nota de estas fresas con limón,quedan buenísimas.

Ingredientes:

  • 1 kg de fresas
  • 2 limones
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Cómo preparar fresas con limón:

    1. Las fresas son un ingrediente de temporada que tiene un proceso de oxidación relativamente alto. Para poder conservarlas mejor nada mejor que un ingrediente como el limón o el vinagre. Si optamos por poner vinagre, nos estaremos perdiendo las mejores propiedades de esta fruta, con el limón tendremos una dosis extra de vitamina C muy necesaria en estas fechas.
    2. Limpiamos las fresas, nunca se deben sumergir en agua, las ponemos debajo del grifo y las vamos frotando suavemente. A continuación, les cortaremos el rabo y las reservaremos, si son muy grandes las podemos trocear. Las colocamos en la ensaladera mientras seguimos con la receta.
    3. Uno de los trucos para obtener más zumo de un cítrico es ponerlo unos 30 segundos a potencia máxima en el microondas. De esta manera conseguirán una temperatura mayor y darán más jugo.
    4. Partimos el limón por la mitad y lo exprimimos, no importa el grado de madurez de esta fruta con el calor nos dará una gran cantidad de zumo. Lo ideal es que sea capaz de cubrir las fresas casi que por completo, de esta manera conseguiremos un resultado más adecuado.
    5. Ponemos el zumo de limón con las fresas, removemos bien hasta conseguir que se integre perfectamente en la ensaladera. Es importante no dejar ninguna impureza del limón, lo colaremos bien para evitar que se cuelen en el plato.
    6. Las fresas ya son de por si dulces, pero con la llegada del limón pueden tener una acidez demasiado grande. Para equilibrar un poco su sabor le añadiremos azúcar al gusto, con un par de cucharadas ya será suficiente.
    7. Dejaremos las fresas en la nevera durante unos días, estarán perfectas y no se pondrán feas en seguida. Las podemos comer con el yogur para desayunar o hacer batidos, su sabor será como el del primer día.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias