Recetas de pollo

Alitas de pollo al vino blanco

Alitas de pollo al vino blanco
Receta de Alitas de pollo al vino blanco
Comentar

Si lo que se busca es cocinar un rico plato, fácil y económico, esta es la receta ideal: alitas de pollo al vino blanco. Se elaboran en muy poco tiempo y con ingredientes muy sencillos de conseguir. Lo que hay que cuidar es que las alitas estén limpias de plumas, para no llevarse sorpresas ingratas a la hora de servir. Esta receta hará las delicias de grandes y pequeños en casa.

Es ideal tener preparado un buen caldo de pollo. Entre otras cosas, para facilitar que los sabores se afirmen y el plato no resulte seco, sino que conserve su jugo. Resulta un plato consistente y tan sabroso que nadie en la familia podrá dejar de comerlo. Se puede acompañar de un arroz blanco que combina a la perfección.

Ingredientes:

  • 1 kg de alitas de pollo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de pollo
  • 125 ml de aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Perejil fresco picado
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cucharada de orégano
  • Cómo preparar alitas de pollo al vino blanco:

    1. En primer lugar, limpiar bien las alitas, quitando los restos de plumas que eventualmente pudiera tener. Cortar por las articulaciones quitando las puntas. Salpimentarlas ligeramente y reservar.
    2. A continuación, pelar los ajos y cortarlos en finas láminas. Pelar y cortar la cebolla en trozos pequeños.
    3. En una sartén, echar un chorrito de aceite de oliva y añadir las alitas y freírlas unos minutos, dándolas vuelta para que se doren por todos lados. Luego incorporar los ajos. Una vez que estén ligeramente dorados, retirar y reservar sobre papel absorbente.alitas de pollo al vino blanco
    4. En la mima sartén añadir la cebolla cortada y dejar que se dore. Agregar las alitas previamente cocidas e incorporar el vino blanco. Una vez que el alcohol se haya evaporado, añadir el caldo de pollo, el laurel y el orégano. Remover y dejar a fuego suave durante 15 minutos, hasta que la salsa reduzca y se vuelva más consistente.
    5. Rectificar de sal y pimienta si fuera necesario y retirar del fuego.
    6. Servir bien caliente y espolvorear perejil fresco picado encima de cada plato. Se recomienda acompañar con arroz blanco, queda completo, nutritivo y sabroso.

    ¿Te has tentado con estas alitas de pollo al vino blanco? Resulta un plato realmente rico y muy fácil de hacer. Las alitas de pollo son muy sabrosas y el toque del vino en la cocción le otorga una textura jugosa muy particular. No dejes de preparar esta receta, pruébala porque te sorprenderá.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias