Truchas al vino blanco

Truchas al vino blanco
Receta de truchas al vino blanco, un plato delicado lleno de sabor
Comentar

Las truchas al vino blanco son un plato sencillo y delicado. Este pescado azul se cocinará en unos minutos y estará siempre preparado para disfrutar de una manera rápida con una receta imprescindible para cualquier cocinero amateur. A veces preparar un pescado que siempre quede bien puede resultar complicado, pero si se tienen los ingredientes necesarios y la forma de cocinarlo, conseguiremos un plato digno de un restaurante marinero. Toma nota de cómo cocinar unas increíbles truchas al vino blanco, prepara el pan para mojar en una maravillosa salsa y ponte manos a la obra con esta receta.

Receta de truchas al vino blanco

Ingredientes:

  • 4 truchas
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria grande
  • Perejil
  • Romero
  • Orégano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • Cómo preparar truchas al vino blanco

    1. Las truchas son un pescado azul de rio que nos ofrecen una textura y un sabor dignos para preparar una cena de las que hacen historia. Podemos pedir directamente en la pescadería que nos preparen los filetes y solo nos quede cocinarlas. Enteras también quedan bien, pero tienen el peligro de las espinas, los lomos los podemos limpiar más fácilmente.
    2. Salpimentamos las truchas para que tengan el sabor adecuado. Seguimos pelando y laminando el ajo que acompañará este pescado.
    3. Lavamos la zanahoria, la pelaremos y cortaremos en dados lo más pequeños posibles para que se mezclen perfectamente con el resto de los ingredientes. Seguimos con las hierbas las lavamos y secamos con papel de cocina, a continuación, las picamos bien finitas.
    4. Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén en la que dispondremos todas las truchas. Prepararemos un sencillo sofrito para recibir al pescado. Añadimos la zanahoria, el ajo y las hierbas. Dejaremos que los aromas impregnen toda la cocina mientras las verduras se pochan un poco.
    5. Añadimos, cuando la zanahoria esté tierna, las truchas. Les daremos un sellado rápido de unos 2 minutos. Seguidamente incorporamos el vino blanco. Este ingrediente le dará ese sabor afrutado tan característico de este plato.
    6. Dejaremos que el alcohol se evapore y las truchas estén cocinadas, retiraremos el pescado. A la hora de servir podemos crear una sencilla salsa con una cucharada de maicena. La mezclamos con agua y la añadimos a la base de cocción que ha quedado tendremos lista una maravillosa salsa. Para que quede más fina la podemos pasar por la batidora o dejarla directamente tal como está.
    7. Servimos las truchas con un poco de salsa por encima y unos trozos de almendras laminadas, acompañadas de unas rebanadas de pan para disfrutar de una salsa impresionante.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias