Recetas de cuchara

Receta de Garbanzos con grelos y chorizo

Garbanzos con grelos y chorizo
Receta de Garbanzos con grelos y chorizo
Comentar

Los garbanzos con grelos y chorizo es uno de esos potajes de los de toda la vida. Con unos ingredientes sencillos y mucho amor podemos crear un plato perfecto para esos días de frío intenso. Toma nota de cómo prepararlo paso a paso.

La receta de garbanzos con grelos y chorizo es una de las más completas que existen. Con este tipo de platos de cuchara fusionamos todo tipo de ingredientes en una sola comida excepcional. Incorporar legumbres en nuestro menú semanal es una obligación, dos o tres días a la semana, deberíamos comer esta delicia como los garbanzos en platos de este calibre. Con unos grelos frescos o en conserva y un chorizo, podemos acompañar a estas legumbres de un modo sorprendente. Un potaje de estas características se merecerá un buen vino tinto y la mejor de las compañías posibles. Toma nota de cómo se prepara un plato con alma y corazón, estos garbanzos con grelos y chorizo son todo un acierto.

Ingredientes:

  • 500 gr de garbanzos
  • 4 dientes de ajo
  • 2 puerros
  • 1 cebolla grande
  • 1 hoja de laurel
  • ½ cucharada de Pimentón dulce de La Vera
  • 6 cucharadas de aceite de Oliva extra
  • 3 cucharadas de salsa de tomate frito casero
  • 200 gr de tomates
  • 1 chorizo
  • 70 gr de bacon en trozos o en lonchas.
  • 250 gr de grelos gallegos frescos o en conserva.
  • 1 litro y medio de caldo de carne o de pollo
  • Sal
  • Pimienta

Cómo preparar unos garbanzos con grelos

  1. Los garbanzos suelen ser una legumbre que se cocina con bastante frecuencia, debemos tener en cuenta que antes de ponernos manos a la obra deberemos dejarlos en remojo la noche antes para que estén listos para la acción.
  2. Empezaremos a cocinar preparando el fondo de verduras. Pelaremos y picaremos lo más fina posible la cebolla. Repetiremos la operación con los puerros, les quitamos la parte verde más dura y los cortamos en rodajas de más o menos el mismo tamaño.
  3. Pelamos el ajo y lo picamos. Lavaremos y trocearemos los tomates para que se fundan en un caldo de sabor increíble.
  4. En una cazuela ponemos el aceite y empezaremos la base pochando la cebolla, el puerro y el ajo. Cuando estén tiernos incorporamos los tomates y dejaremos que se cree una espectacular salsa en unos 10 minutos. Rectificaremos de sal y pimienta.
  5. Le añadimos a esta mezcla el pimentón de la vera y un poco de tomate frito. Ponemos en ese momento los garbanzos que habremos tenido en remojo y ya habremos escurrido bien.
  6. Cubriremos con el caldo y dejaremos que se cocine todo junto a fuego lento unos 35 minutos. En ese momento pondremos el chorizo y el bacon o la panceta. Dejaremos que nos ofrezcan su sabor unos 10 minutos más, antes de parar el fuego.
  7. Tendremos listo de esta forma tan sencilla un potaje de los de antes repleto de sabor y de buenas vibraciones.

Últimas noticias