Mermelada de naranja amarga casera

Mermelada de naranja amarga casera
Mermelada-de-naranja-amarga-casera1
Comentar

Dos organizaciones independentistas coordinan el programa "Escoles en Xarxa" respaldado por la Generalitat

Poder degustar una mermelada que sepa a tal y no a una confitura extra azucarada, no tiene precio. La mermelada de naranja es un claro ejemplo de ello, y es que tras buscar en diversos sitios hemos podido encontrar alguna que nos ha convencido bastante, pero que no ha llegado a hacernos sentir ese intenso sabor de este tipo de producto tan particular.

Por eso hoy os proponemos ponernos manos a la naranja y preparar una de las mermeladas más ricas que existen; la mermelada de naranja amarga, que os servirá tanto para degustarla como para cocinar numerosas recetas (como estas galletas de chocolate y naranja).

Se trata de una receta algo más complicadilla que la del resto de mermeladas que hasta ahora os hemos propuesto, pero nada con lo que no podamos, ¿verdad?

Pues adelante con esta mermelada de naranja amarga casera...

Ingredientes:

  • 2 kilos de naranjas
  • 1 limón
  • 2 kilos de azúcar
  • 2 litros de agua
  • >

    Elaboración:

    Comenzamos lavando bien las naranjas y el limón. Las cáscaras tienen que quedar bien limpias por lo que si disponéis de un cepillo de dientes nuevo y sin uso, podréis emplearlo para quitar todo tipo de impurezas que puedan contener.

    Mermelada-de-naranja-amarga-casera2

    Con la fruta ya limpia, la cortaremos por la mitad y la exprimiremos reservando tanto el zumo como la pulpa que quede retenida en nuestro exprimidor (desechando las pipas).

    Ahora tocará una de las partes más "pesadas" de la receta; el retirar la piel blanca de cada cáscara. Sabemos que es un trabajo algo tedioso, pero a continuación os contamos un truquillo con el que os resultará algo más fácil.

    Colocaremos cada cáscara boca abajo (como si fuese un sombrero) y la partiremos en dos. Las aplastamos ligeramente, las damos la vuelta y con la punta del cuchillo comenzamos a rascar y levantar esa parte blanca que tanto amarga. Veréis que costará un poco al principio, pero si continuáis arañando con el utensilio que hayáis elegido, terminará por salir prácticamente toda.

    En una olla ponemos el agua y, cuando ésta rompa a hervir, agregamos las cáscaras. Bajamos el fuego a temperatura media y dejamos que cuezan durante unas 2-3 horas para que se reblandezcan.

    Transcurrido este tiempo, colamos el contenido y reservamos el agua de cocción.

    Con las cáscaras ya blanditas, dejaremos que pierdan algo de temperatura y las cortaremos en tiras o trocitos diminutos (esto dependerá de vuestro gusto a la hora de consumirla posteriormente y encontraros dichos trocitos).

    Mermelada-de-naranja-amarga-casera3

    En una olla, pondremos el agua que teníamos reservada y añadiremos las pieles partidas, el zumo de limón, el de naranja y la pulpa resultante al exprimir la fruta.

    Dejamos cocer unos minutos y echamos el azúcar. Removemos para que no se pegue y mantenemos unos 30 minutos o hasta que obtengamos la textura deseada. Recomendación: Tened en cuenta que una vez se enfríe espesará algo más.

    Ya solo faltará envasarla al vacío en tarros o frascos correctamente esterilizados para que el contenido no se estropee o se ponga en malas condiciones y disfrutar de esta deliciosa mermelada de naranja amarga casera.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias