Recetas fáciles

Jalea de maracuyá casera, con y sin albedo

Mermelada de maracuyá
Jalea de maracuyá casera
Comentar

Las mermeladas y jaleas de fruta siempre son una buena opción para la cocina dulce y además fáciles. Mira esta jalea de maracuyá.

Beneficios de comer la fruta con piel

Cóctel de maracuyá sin alcohol

Helado de maracuyá

El sabor ácido del maracuyá hace que esta fruta sea ideal para preparar una jalea, y además tiene la ventaja de que se cocina muy rápidamente. Para hacer una jalea casera de maracuyá se usa la pulpa y también se puede usar una parte del albedo, que es la parte blanca de la cáscara.

Lo más conveniente es aprovechar el albedo, pues contiene una abundante cantidad de fibra dietaria (71.79 gramos por cada 100 gramos), fenoides y flavonoides. Se denomina albedo a la parte blanca de la cáscara de algunas frutas. Pensemos por ejemplo en las naranjas, en la parte blanca que iría justo tras la cáscara naranja de la fruta. Además, es un espesante natural y ayuda a retener el agua, para lograr una jalea más humectada.

La jalea sin albedo y con la pulpa de la fruta es de sabor más intenso, mientras que la que contiene albedo es más suave y tiene un gusto levemente amargo. Una buena opción es usar solo un poco de albedo, para aprovechar sus nutrientes y beneficios, mientras se mantiene el delicioso sabor de la pulpa de maracuyá.

Ingredientes:

  • 2 maracuyá grandes
  • Azúcar
  • Agua
  • Preparación:

    1. Corta los maracuyá a la mitad y retira la pulpa.Maracuyá
    2. Coloca la pulpa en el vaso de la licuadora, agrega un poco de agua, bate 1 minuto y reserva.
    3. Si vas a utilizar el albedo, corta y desecha la parte amarilla de la cáscara, luego rebana el albedo en tiras bien finas y hiérvelas con un poco de agua hasta que estén bien suaves. A continuación, tritura estas tiras en la licuadora (junto con el agua) hasta obtener un puré. Combina el albedo con la pulpa.
    4. Mide las cantidades de pulpa (con o sin albedo) y mézclala con azúcar, dentro de una cacerola, en partes iguales. Si tienes 1 taza de pulpa, usa 1 taza de azúcar.
    5. Revuelve hasta homogeneizar y cocina hasta que espese, aproximadamente 20 minutos.
    6. Deja enfriar, envasa la jalea de maracuyá y guárdala en el refrigerador.

    Esta es una jalea sencilla y bastante rápida de hacer, pero es necesario tener en cuenta las proporciones de cada ingrediente.

    Las cantidades de maracuyá dependen del tamaño de los frutos y de su contenido en pulpa, el que varía mucho. Si los maracuyás son grandes y están llenos, con 2 piezas será suficiente. De lo contrario, aumenta las cantidades de maracuyá.

    Algunas personas dejan el remojo el albedo durante 24 horas, cambiando el agua varias veces, para eliminar su amargor. De la misma forma que otros albedos de frutas, como los cítricos, estos tienen un sabor fuerte, por lo cual no es conveniente usar demasiado.

    ¿Vas a probar esta jalea de maracuyá? Si te ha gustado o deseas compartir tus experiencias con una jalea similar, deja tus comentarios.

    Pincha en los botones de tus redes y envía a tus amigos esta receta.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias