Recetas fáciles

Receta de Ajoblanco

Ajoblanco
Receta de Ajoblanco
Comentar

El ajoblanco es una crema fría espectacular que se prepara muy fácilmente. Con una base de almendras y ajo vamos a cocinar algo maravilloso que se convertirá en el entrante perfecto para los días más calurosos.

El ajo blanco es un plato de cucharada tradicional y refrescante. Este tipo de recetas tienen cierto paralelismo con el clásico gazpacho. En este caso no será el tomate el que dé color y sabor al plato, serán unas almendras las que aportarán ese sabor dulce muy especial y tono pálido. Para complementar las almendras y recibir la dosis de intensidad que les dará nombre incorporaremos unos ajos. Los amantes de este ingrediente estarán de enhorabuena disfrutando de una combinación de sabores que puede ser perfecta como entrante o primero, ligero y delicioso. Toma nota de cómo preparar el auténtico ajo blanco de forma fácil y rápida.

Ingredientes:

  • 300 gr de miga de pan del día anterior
  • 125 gr de almendras crudas
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de aceite de oliva
  • Vinagre de Jerez
  • Sal
  • Agua
  • Cómo preparar ajoblanco

    1. Esta receta es perfecta para poder aprovechar pan duro del día anterior, de esta manera no tiramos nada e invertimos mucho mejor la comida que compramos. Usaremos la miga que ha sobrado.
    2. Ponemos el pan en agua para que se empiece a ablandar. Es importante que no tenga mucha corteza para que pueda quedarnos un ajoblanco mucho más delicado.
    3. Mientras el pan está a remojo vamos a preparar las almendras. Usaremos unas almendras naturales crudas que no estén tostadas, son piel o cáscara esta materia prima marcará la diferencia.
    4. Las pondremos a remojo para que también se ablanden. Si vamos con prisas podemos simplemente escaldarlas para conseguir un efecto similar. Nos interesa que se pelen con facilidad y estén listas para triturarse.
    5. Pelaremos los ajos que serán los coprotagonistas de esta receta. Queremos que tenga un sabor intenso con dos dientes ya será suficiente, aunque si nos gusta mucho, podemos ponerle un tercero.
    6. Colocamos en el vaso de la batidora los ajos pelados. La miga de pan y las almendras. Empezaremos a triturar creando el fondo de esta especie de sopa intensa y deliciosa.
    7. Añadiremos poco a poco el aceite de oliva para que vaya emulsionando en contacto con el resto de los ingredientes, ganaremos en cremosidad y en sabor a medida que todo se vaya ligando.
    8. Incorporamos el vinagre, un elemento que combinará perfectamente con la intensidad del resto de los ingredientes. Si vemos que queda espeso o demasiado espeso para nuestro gusto, añadiremos agua hasta conseguir el punto deseado.
    9. Rectificaremos de sal y pimienta, pasaremos esta mezcla por el colador para que nos quede un ajoblanco más elegante. Serviremos de la nevera muy fresquito con un poco de pan tostado. Estará delicioso.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias

    . . . . . . . . .