Recetas saludables

Receta de Tarta de nueces y roquefort

Tarta de nueces y roquefort
Receta de Tarta de nueces y roquefort
Comentar

Tarta de nueces y roquefort es un placer en todos los sentidos. Este entrante salado tiene todo lo necesario para triunfar, una base con el rey de los quesos y el crujiente de unos frutos secos saludables. Atrévete a probarla, es una auténtica delicia.

La tarta de nueces y roquefort es uno de esos platos que suelen impresionar por su resultado final. Con una elaboración de lo más sencilla vamos a conseguir una imagen y sabor digno de los mejores reposteros del mundo. Esta tarta la vamos a hacer íntegramente casera, nada de comprar la base hecha. Simplemente prepararemos una masa sencilla que nos servirá para tartas saladas, quiche y pizzas con un fondo más contundente. Con un relleno a base de nueces, unos frutos secos destinados a aportarnos una gran cantidad de energía, mezclados con el rey de los quesos intensos, el roquefort, conseguiremos un plato principal o entrante que causará furor allí donde vaya.

Ingredientes:

  • 250 gr de harina
  • 1 huevo
  • 125 gr mantequilla para la masa
  • sal para la masa
  • 1 puerro para el relleno
  • 40 gr rúcula para el relleno
  • 2 cucharadas de mantequilla para el relleno
  • 50 ml leche para el relleno
  • 2 huevo para el relleno
  • 150 ml nata líquida para el relleno
  • 180 gr queso roquefort para el relleno
  • 6 nueces peladas para el relleno
  • Pimienta
  • Sal
  • Cómo preparar una tarta de nueces y roquefort

    1. Empezaremos esta deliciosa tarta salada preparando la base. Troceamos la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente para que sea más fácil poder trabajar con este ingrediente.
    2. Le incorporamos el huevo a la mantequilla y batimos hasta crear una especie de salsa. Iremos añadiendo poco a poco la harina hasta que tengamos una masa compacta. La mantequilla le dará un punto mantecoso de lo más interesante.
    3. Agregamos 40 ml de agua y un poco de sal para rematar la masa. La extendemos sobre la superficie de trabajo y con ella forraremos un molde previamente engrasado. Tendremos lista la base, la pinchamos con un tenedor y horneamos con peso encima unos 15 minutos.
    4. Preparamos el relleno, limpiamos el puerro, le quitamos la parte verde más dura y lo cortamos en rodajas. Los freiremos con un poco de mantequilla.
    5. Cuando el puerro esté tierno lo añadimos a un cuenco. Ponemos los huevos batidos y la nata hasta crear una masa. Le incorporaremos el roquefort desmenuzado, podemos usar un cabrales o un queso azul para conseguir un efecto similar.
    6. Vertemos el relleno sobre la base que habremos cocinado en el horno antes. Por encima colocaremos las nueces peladas y troceadas.
    7. Horneamos la tarta salada a 190º unos 25 minutos hasta tener lista una receta maravillosa. El aspecto y el resultado repleto de sabor y de texturas distintas es increíble, merecerá la pena probarla.

    Últimas noticias