Recetas de postres

Receta de natillas de boniato

Natillas de boniato
Receta de natillas de boniato
Comentar

¿Te apetece cocinar un postre realmente diferente? Apunta los pasos de esta receta de natillas de boniato, te va a sorprender.

Esta receta de natillas de boniato es un excelente dulce casero. El boniato, también conocido como batata, camote o patata dulce, es un tubérculo proveniente de América. Aunque se puede encontrar el boniato en temporadas frías, los climas tropicales favorecen su crecimiento. Este tubérculo tiene un alto contenidos en vitaminas A y B, minerales, hidratos de carbono y fibra. Además, tiene bajos contenidos de calorías si se prepara utilizando métodos de cocción saludables, por lo que es un alimento perfecto para personas que desean adelgazar.

En la práctica, hay distintas formas de preparar estas natillas de boniato. Pero lo más sorprendente de esta receta es que para su elaboración no se necesita ni huevos ni leche. En su lugar, estas natillas se preparan con boniato, limón, canela, un endulzante de preferencia (azúcar, melaza de arroz, stevia, miel…) y vainilla. Como resultado, se obtendrá un dulce bastante saludable.

Ingredientes:

  • 3 boniatos
  • Leche o bebida de avena
  • Endulzante al gusto
  • 1 canela entera
  • 1 limón
  • Vainilla al gusto
  • 1/2 taza de almendras
  • Sal
  • Cómo preparar la receta de natillas de boniato:

    1. Colocar en un cazo los boniatos, ralladura de limón, canela. Y verter agua hasta que esta cubra levemente los boniatos y tapar el cazo.
    2. Cocer los boniatos hasta que ablanden y el agua del cazo se evapore casi por completo. Si el agua se evapora muy lento, destapar el cazo para acelerar el proceso. Retirar del fuego y dejar enfriar los boniatos por unos minutos.Natillas de boniato
    3. Retirar la canela, triturar los boniatos con una trituradora o batidora y añadir la bebida de avena. La cantidad dependerá del grado de espesor que se desee lograr.
    4. A continuación, añadir el endulzante al gusto, la vainilla y un punto de sal.
    5. Colocar la mezcla en un cazo a temperatura media y remover de forma constante para evitar que se pegue.
    6. Servir las natillas en vasitos transparentes para una presentación más vistosa.
    7. Decorar los vasitos con un puñado de almendras troceadas. También se puede optar por rociar azúcar blanco en la superficie y calentarlo con un soplete.
    8. Servir las natillas y degustar. En el caso de que sobren o se quieran degustar después, estas se pueden guardar en el frigorífico.

    Esta receta de natillas de boniato es la prueba de que se puede preparar un delicioso postre, aunque no se utilice leche o huevos. Sin que esto signifique utilizar ingredientes extraños o difíciles de encontrar.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias